Vuelos al exterior: Las empresas aún no tienen autorizaciones para agosto y alertan por un aumento en la cantidad de varados

25072018050400
A partir de esta semana, se volvió a flexibilizar el cupo de pasajeros que pueden ingresar desde el exterior: de 742 diarios pasó a 900 (son un total de 6.300 pasajeros semanales); y desde la semana siguiente pasará a 1.000 pasajeros, cifra que se mantendrá hasta el 6 de agosto. Con todo, sigue siendo la mitad de pasajeros permitidos antes de las restricciones más recientes.
Desde las aerolíneas manifestaron su preocupación porque a 12 días de fin de mes aún no cuentan con ningún vuelo aprobado oficialmente para el mes de agosto, lo que complica la operación de las empresas. “Después de la última Decisión Administrativa nos avisaron hasta 24 horas antes de las frecuencias y restricciones de plazas. La prioridad de las líneas aéreas fue la de contener a los clientes e intentar minimizar el impacto a los pasajeros provocado por las nuevas medidas intempestivas del Gobierno”, señaló a Infobae Diego García, presidente de la Cámara de Compañías Aéreas en Argentina (Jurca), que agrupa a las empresas nacionales y extranjeras que operan en el país.
“Aún seguimos a la espera de la autorización de los vuelos hasta el 6 de agosto, ya que solo se autorizó hasta el 31 de julio. Esto provoca dificultades en la programación de los vuelos y ocasiona problemas a los pasajeros. El aumento del cupo semanal no mejoró la situación. La empeoró porque pusieron más vuelos con más limitaciones para volar, lo que hace menos eficiente volar a Argentina”, destacó García.
Salvo las operaciones desde los Estados Unidos, el resto —desde Europa y América Latina— tiene limitada la capacidad de pasajeros que pueden viajar, dentro de los vuelos autorizados. “Desde la semana pasada no tuvimos ninguna nueva comunicación por parte del Gobierno”, agregó. La cámara había realizado un pedido de reunión con el jefe de Gabinete Santiago Cafiero para transmitir la necesidad de programar eficientemente vuelos y la eliminación de cupos restrictivos. Las empresas reclaman que la autorización de vuelos internacionales no sea solo por 15 días, como es hasta el momento, sino que sea por un período de por lo menos tres meses.
No hay datos oficiales sobre la cantidad de argentinos varados por las nuevas medidas (Gustavo Luis Gavotti)
Desde la empresa europea Air France-KLM señalaron que sigue habiendo mucha demanda de lugares de pasajeros que tienen que regresar a la Argentina. “Tenemos aún muchos pasajeros bloqueados en el exterior, dado que hubo muy pocos vuelos autorizados en julio y muy pocas personas autorizadas por vuelo. Por el momento, no tenemos ninguna visibilidad de lo que podremos operar en agosto. Es fundamental que sepamos cuanto antes cuántos vuelos podremos operar para poder organizarnos y poder ofrecer soluciones a nuestros pasajeros”, indicaron.
No hay un número oficial de pasajeros argentinos varados en el exterior. Consultadas por Infobae, fuentes de Cancillería y de Migraciones explicaron que no cuentan con ese dato. Desde Jurca, en tanto, calcularon que había unos 18.000 luego de los primeros 12 días de restricciones, cuando se implementó el cupo inicial de 600 pasajeros diarios el pasado 25 de junio. Pero estiman que ese número se fue incrementando.
Desde que comenzó la pandemia, en un contexto de fronteras cerradas y restricciones a los vuelos, varias líneas aéreas tomaron la decisión de dejar de volar a la Argentina o suspender sus operaciones en forma temporaria. Sin embargo, las medidas más recientes de limitaciones a los vuelos —con cupo diario de pasajeros— y las autorizaciones quincenales que reciben las empresas con pocos días de anticipación hicieron más complejo aún el panorama para las que continúan operando en el país.
La semana pasada, desde Jurca manifestaron su preocupación por la forma en que se están aplicando e informando las restricciones a los vuelos, lo que afecta la la sustentabilidad de las operaciones de las empresas del sector en el mercado local. Con todo, advirtieron que si se mantienen las condiciones de operatividad actuales, más compañías comenzarán a analizar suspender su actividad en nuestro país.
Desde fines de 2019, se retiraron de la Argentina cuatro líneas aéreas y otras nueve suspendieron sus operaciones en forma temporal por los cierres de fronteras. Entre las que se fueron durante la pandemia están Qatar Airways, Air New Zealand y Latam Argentina. Mientras que la europea Norwegian ya había abandonado el mercado local a fines de 2020, antes de la crisis por el coronavirus. Las que suspendieron operaciones de forma temporaria —algunas con fechas de regreso previstas entre septiembre y octubre— incluyen a Alitalia, British Airways, Emirates, Ethiopian, Cubana de Aviación, Air Canada, Sky y las brasileñas Gol y Azul.
“En la conectividad internacional hay empresas extranjeras que están hace mucho tiempo comprometidas con el país y quieren seguir volando a Argentina. Pero a su vez están pasando momentos difíciles a nivel global, como todas. Entonces, si les cambian las reglas de juego de manera constante, la decisión más razonable va a ser dejar el país, aunque sea por unos años, ya que las decisiones de abrir una ruta llevan meses o años, y priorizar otros mercados más confiables o previsibles”, destacó Mariano Ansaldo, consultor del sector aerocomercial.