Una universidad de Estados Unidos instaló una cabina para que los estudiantes puedan llorar

placard

Una universidad de Estados Unidos instaló en la biblioteca una cabina para que los alumnos puedan llorar de forma privada. “The cry closet”, que en inglés significa El placard del Llanto, es un pequeño habitáculo que los alumnos pueden usar para descargar nervios y desahogarse.

“Un lugar seguro para estudiantes estresados también conocido como The Cry Closet”, dice el cartel que le colgaron en la puerta, y agrega: es un “espacio destinado a proporcionar a los estudiantes que estudian exámenes finales un lugar donde tomar un breve descanso de 10 minutos”. La cabina tiene un temporizador real para poder calcular cuánto tiempo estuviste adentro.

Para poder utilizar la cabina, hay que respetar algunas reglas: hay que golpear antes de entrar, no se puede permanecer adentro más de 10 minutos y hay que apagar las luces y el temporizador al salir.