Tras el golpe en Bolivia, la senadora Jeanine Añez se autoproclamó como presidenta.

A pesar de no conseguir el quórum en la Asamblea Legislativa, la legisladora opositora asumió como nueva mandataria. La legisladora autoproclamada como nueva mandataria considero que en el país vecino se produjo una situación de "vacancia" por la salida de Evo Morales del poder.
3138103w1033

La senadora Jeanine Áñez anunció que decidió «asumir de inmediato» la presidencia de Bolivia, en su flamante condición de líder del Senado.

Al tomar el poder, una de las referentes de la oposición a Evo Morales, consideró que en el país se produjo una situación de «vacancia» por la renuncia y abandono del país del líder del MAS y del vicepresidente Álvaro García Linera.

Ante las renuncias de Evo Morales, el vice Álvaro García Linera; el titular de Diputados, Víctor Borda, y de la jefa del Senado, Adriana Salvatierra, Añez se alzó con el poder Ejecutivo de Bolivia pese a que la Asamblea Legislativa para consagrar a un nuevo mandatario fracasó al no conseguirse el quórum necesario.

Nacida en la ciudad de Trinidad, en el departamento de Beni, y de 52 años, Añez es una abogada que fue constituyente de 2006 a 2008, cuando se redactó la nueva Constitución boliviana.

Desde 2010 es senadora por el partido del Plan Progreso para Bolivia-Convergencia Nacional, y es vice segunda de la Cámara alta, pero ahora como integrante de Unidad Demócrata.