¡Todos amamos el dulce de leche! Pero… ¿conoces su historia? ¡Te la contamos!

dulce-de-leche-vegano-1

El dulce de leche es uno de esos manjares que cada día de nuestra vida deberíamos agradecer que existen. ¡Va bien con cualquier cosa! Pasteles, helados, platos dulces y hasta salados. ¡Incluso solo y a cucharadas! Sin dudas, es de lo más rico que la mayoría de nosotros hemos probado alguna vez.

Todos lo conocemos pero, ¿cuál es la verdadera historia del dulce de leche? Tanto argentinos como uruguayos discuten y aseguran que el dulce de leche ha nacido en su tierra. Pero esta delicia también se ha extendido por Latinoamérica y es conocida con distintos nombres según la región.

 En Colombia, Perú, Bolivia, Ecuador y Panamá lo llaman manjar blanco; en Chile y Ecuador simplemente manjar; en Venezuela, Panamá y Colombia le dicen arequipe. También ha llegado a Brasil, en donde lo llaman doce de leite, y a Nicaragua, donde le dicen bollo de leche.

Los mexicanos lo conocen con el nombre de dulce de cajeta y en Europa hay una versión con menos caramelo, que se produce y consume particularmente en Francia y es llamada confiture de lait.

Es tan delicioso que se ha extendido a prácticamente todo el mundo, pero…

¿Cuál es su origen?

Hasta el día de hoy las discusiones continúan: algunas voces cuentan que fue por el año 1829 cuando nació. Ese año en Cañuelas, provincia de Buenos Aires, en la estancia del caudillo federal Juan Manuel de Rosas hubo una reunión. Rosas se reuniría con el unitario Juan Lavalle, su enemigo político. Lavalle llegó antes a la reunión, se recostó en la cama y, por el cansancio, cayó rendido.

Mientras tanto, una de las criadas preparaba en el fuego una receta típica de la época: leche con azúcar, llamada «lechada», para hacer mate de leche para el patrón. Cuando fue a servirle el mate se encontró que en su cama estaba el enemigo. Entonces le fue a avisar a los guardias, dejando la leche en el fuego.

Cuando Rosas llegó y pidió su mate con leche, la criada recordó que la leche con azúcar seguía hirviendo y cuando fue a buscarla notó que tenía otra consistencia, oscura y espesa. Dicen que Rosas la probó y le encantó su sabor.

Otras teorías dicen que el dulce de leche nació en Uruguay. Cuentan que fue de manos de los esclavos llegados a esas tierras, que producían el dulce de leche como alternativa para comer leche y azúcar, dos alimentos que tenían prohibidos. Luego, esta tradición se extendió a otras familias.

Qué variedades de dulce de leche existen?

  • El tradicional, elaborado a fuego bajo o moderado, con azúcar refinada blanca y leche.
  • El repostero, al que se le agregan sustancias espesantes para una mayor consistencia.
  • El diet, que se elabora con leche descremada e hidratos de carbono con menos calorías.

¿Cómo se prepara?

Su elaboración puede variar mucho en cuanto a la receta. Puede utilizarse leche condensada, agregarse almidón de maíz o, incluso, en algunas recetas se usa leche de oveja en vez de leche de vaca.

¿Se te antoja probar este manjar? Ahora te enseñamos a prepararlo siguiendo las instrucciones de esta sencilla receta.

Ingredientes (para 3 tazas):

  • 4 tazas de leche entera
  • 1 y 1/4 taza de azúcar
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1/4 cucharadita de bicarbonato de sodio

Preparación:

  1. Coloca todos los ingredientes en una cacerola y revuelve bien para disolver el azúcar completamente. Pon la cacerola a fuego medio y deja hervir.
  2. Reduce el fuego a muy bajo y cocina a fuego lento, revolviendo frecuentemente, hasta que se espese, aproximadamente de una hora a una hora y media.
  3. Transfiere a un frasco de vidrio esterilizado y cuando esté a temperatura ambiente, refrigera. Se conserva en buen estado hasta por 2 semanas.

Si bien no hay una teoría 100 % segura sobre cómo surgió esta delicia, si hay algo que tenemos más que claro es que es uno de los manjares más ricos que probamos y probaremos en nuestras vidas.