Terremoto en Italia: tres fuertes temblores sacuden el centro del país

1484732483_330986_1484744391_sumario_normal_recorte1

Tres fuertes terremotos de magnitud superior a 5,3 han afectado al centro de Italia en menos de una hora durante la mañana de este miércoles. El epicentro se situó a 9 kilómetros de profundidad entre L’Aquila (Abruzos) y Amatrice (Lacio), un área duramente castigada por los seísmos del pasado año, que causaron 298 víctimas y destruyeron la localidad de Amatrice. En concreto, el Instituto de Geofísica y Vulcanología de Italia (INGV) informó de que el epicentro estuvo entre las localidades de Montereale, Capitignano, Campotosto, en la provincia de L’Aquila, y Amatrice, provincia de Rieti.

El primero ocurrió a las 10.25 y fue de magnitud 5,3. Minutos más tarde, a las 11.14, le siguió otro todavía más fuerte y de mayor duración, de magnitud 5,7. La tercera réplica se produjo a las 11.25 y fue de magnitud 5,3, según el Centro Sismológico de Europa-Mediterráneo.

La tierra tembló en las regiones de Lacio, Abruzos y Las Marcas, una zona montañosa y de difícil acceso que se encuentra cubierta por más de un metro de nieve después de 36 horas de precipitaciones. En localidades afectadas como Amatrice, Ascoli Piceno (Las Marcas), L’Aquila (Abruzos) y Rieti hay muchas casas que permanecen sin electricidad debido a la gran nevada y los medios de socorro trabajan para poder abrirse paso entre la nieve.

El alcalde de Ascoli Piceno, Guido Castelli, explicó en una conexión telefónica en SkyTG24 que la situación ya era complicada antes de que se produjeran estos tres últimos terremotos porque los vecinos se encuentran “en una situación de emergencia por la nieve que ha dejado a un cuarto de la ciudad sin corriente eléctrica”. Ya era complicado antes de que se produjeran los tres últimos temblores, puesto que el peso de la nieve sobre edificios dañados hace meses provocó derrumbamientos en las últimas horas. “Tememos que, con las réplicas, algunas estructuras se hayan debilitado todavía más”.

Los tres temblores se sintieron en otras ciudades de Italia como Florencia o Nápoles, aunque fue Roma la que lo vivió con más fuerza, a 110 kilómetros del epicentro. En la capital de Italia desalojaron el metro, algunas escuelas, oficinas y museos. También se cerró la autopista A24, que une Roma, L’Aquila y Teramo, para verificar los daños que estos tres temblores pueden haber ocasionado. Además, se han detenido los trenes que conectan las localidades afectadas, según informa Ferrovie dello Stato, la compañía nacional de ferrocarriles.

Por el momento, los bomberos y Protección Civil no han localizado víctimas, aunque todavía están realizando comprobaciones y sobrevuelan la zona con helicópteros. Además, tendrán que valorar los daños materiales. El Gobierno ya trabaja para coordinar esta nueva emergencia. La subsecretaria de Presidencia, Maria Elena Boschi, se reunirá esta mañana con el jefe de la Protección Civil, Fabrizio Curcio, y con Vasco Errani, el supervisor de la reconstrucción posterior al seísmo de agosto que nombró el ex primer ministro, Matteo Renzi.

Los terremotos son muy frecuentes en esta zona del centro de Italia, aunque no con tanta intensidad. El pasado 30 de octubre, otro seísmo causó numerosos daños materiales. En 2009, la misma región volvió a temblar y a vivir una catástrofe, con 308 víctimas mortales en L’Aquila, que quedó destruida y todavía permanece muy deteriorada, siete años después.

El alcalde de Amatrice, Sergio Pirozzi, se ha lamentado de la mala suerte de la zona. “Nos hemos levantado con dos metros de nieve y ahora otro terremoto. ¿Qué puedo decir? No tengo palabras”, ha declarado.

La zona fue castigada el pasado año por varios seísmos. El temblor del 24 de agosto de 2016, de magnitud 6, destruyó la localidad de Amatrice, situada a siete kilómetros de Ascoli Piceno. El 30 de octubre la tierra volvió a temblar en esta zona, causando numerosos daños materiales.