Tensión en Perú: Castillo fue destituido tras intentar disolver el Congreso.

Pedro Castillo anunció sorpresivamente la disolución del Congreso. Aun así, los legisladores siguieron adelante con su destitución que contó con el apoyo de algunos propios.
OP5WBRBJVSYKRBWIK5DNSSDC4M

El presidente peruano, Pedro Castillo, fue destituido y detenido tras anunciar sorpresivamente la disolución del Congreso de Perú. La decisión le costó el apoyo de algunos legisladores al enfrentar un tercer intento de destitución promovido por la oposición.

El Congreso de Perú aprobó este martes con 101 votos la destitución del presidente, quien horas antes había disuelto el cuerpo, en una decisión que provocó la renuncia de los ministros de su gabinete y que fue denunciada como un autogolpe de Estado. El presidente del cuerpo, José Williams, convocó para las 15 (17 de Argentina) a una sesión en la que se le tomará juramento a la vicepresidenta, Dina Boluarte.

Efectivos de la policía nacional detuvieron a Castillo, quién había llegado a la Prefectura a pedir garantías.

El Congreso, donde la derecha cuenta con mayoría, tenía previsto votar una moción de destitución para el presidente por «incapacidad moral permanente», una caratula que ya provocó la renuncia de dos mandatarios en 2018.

Castillo, un profesor rural de izquierda y sin partido político, tenía que presentarse este miércoles ante el Congreso para defenderse en un proceso que pretende destituirlo, apelando a la causal constitucional de «incapacidad moral permanente» para ejercer la presidencia, por presuntos actos de corrupción. Esta sería la tercera moción de vacancia a la que se sometería el mandatario desde que asumió en julio de 2021.

Pedro Castillo negó la corrupción.

Horas antes de que comience el debate y la posterior votación en el Congreso, el presidente pedro Castillo negó los actos de corrupción por los que se pide su destitución: «A horas de debatirse una nueva moción de vacancia (destitución) en mi contra, me presento para ratificar una vez más que no soy corrupto ni mancharía jamás el buen apellido de mis honestos padres».

«Cierto sector del Parlamento tuvo como único punto de la agenda» destituirlo del cargo, «porque nunca aceptaron los resultados de una elección», agregó el mandatario en un anuncio oficial realizado este martes.

Castillo enfatizó en la negación de los hechos de corrupción: «Esta noche ratifico que jamás le he robado un sol a mi patria, soy honesto, un hombre del campo que está pagando errores por su inexperiencia, pero nunca ha robado un sol»