Superpoblación en cárceles: El Gobierno bonaerense busca deportar a presos extranjeros

vidal-1

La medida apunta a alivianar la superpoblación en las cárceles de la provincia y reasignar recursos. Ya son 23 los reclusos que fueron deportados en lo que va del 2018 y hay otros 300 que reúnen las condiciones para seguir sus pasos.

El gobierno de María Eugenia Vidal quiere enviar a sus países a los presos extranjeros que hayan cumplido la mitad de la pena, con el objeto de alivianar la superpoblación en las cárceles de la provincia.

Los presos extranjeros representan el 5,14% de la población total penitenciaria, que es de 42.000 detenidos distribuidos en 56 cárceles bonaerenses. En realidad, según publica el diario La Nación, la superpoblación es del 50%, teniendo en cuenta que las plazas disponibles son 28.000.

En ese sentido, fuentes del Poder Ejecutivo provincial afirmaron que Vidal aprobó la medida y le dio apoyo político.

El Ministerio de Justicia bonaerense trabaja en la revisión de cada caso para ver quiénes cumplen con la normativa de extrañamiento que está en la ley de migraciones -los detenidos tienen que tener cumplida la mitad de la condena-. Luego, deben buscar la aprobación con el abogado defensor y con el juez para enviar al recluso a su país de origen. Luego, la Dirección Nacional de Migraciones se encarga del trámite final.

Fuentes penitenciarias indicaron que la división de la población carcelaria extranjera en estos porcentajes: Paraguay (51,35%), Perú (17,66%), Uruguay (9,14%), Bolivia (8,87%), Chile (5,21%), Colombia (3,53%), República Dominicana (1,19%), Brasil (1,02%), Ecuador (0,40%), China (0,31%), Italia (0,31%), España (0,18%), Ucrania (0,18%), Venezuela (0,18%), Armenia (0,9%), Estados Unidos (0,9%), Francia (0,9%), Israel (0,9%), Corea del Sur (0,4%), Cuba (0,4%), México (0,4%) y Rusia (0,4%).