Submarino desaparecido: buques pesqueros y aviones estadounidenses se sumaron a la búsqueda.

Con casi 80% del área de búsqueda ya rastrillada, nada se sabe sobre el destino del ARA San Juan; el Reino Unido ofreció la participación de un buque de investigación que opera en Islas Malvinas.
0028682830

Con casi 80% del área de búsqueda ya rastrillada, nada se sabe sobre el destino del submarino ARA San Juan , cuyo último contacto de radio se dio el pasado miércoles, cuando avanzaba hacia esta ciudad a la altura de Puerto Madryn y sin que reportara problemas de navegación.

El comandante del Área Naval Atlántica y jefe de la Base Naval Mar del Plata, almirante Gabriel González, aseguró esta mañana que la Armada Argentina puso a disposición sus propios medios, a los que se han sumado buques pesqueros y también aeronaves estadounidenses, además de la posible participación de un buque de investigación del Reino Unido, que opera en Islas Malvinas y fue ofrecido para sumarse al operativo.

Casi medio centenar de familiares pasó esta mañana por la unidad militar de Playa Grande, apostadero natural del ARA San Juan, a la espera de novedades de un rastrillaje que comenzó hace más de 36 horas y no ha aportado ni una sola pista que permita precisar dónde está el submarino.

Cómo es la búsqueda.

Un Sold 2 Tango Tracker y un B 200 de la Aviación Naval, un C 130 de la Fuerza Aérea y un P3 Bravo de la NASA y un P8 de la US Navy cubren por aire la zona de 300 kilómetros de diámetro que se estableció como posible derrotero del ARA San Juan. Del barrido en superficie participan el destructor ARA Sarandí, las corbetas ARA Rosales y ARA Drumond y, ya en camino hacia la zona de operaciones, se sumarán entre esta noche y el lunes los buques oceanográficos ARA Austral y ARA Puerto Deseado, con equipamiento de sondas para la búsqueda en profundidades. Antes llegarán los avisos ARA Puerto Belgrano y ARA Islas Malvinas más las corbetas ARA Espora y ARA Granville y el transporte ARA San Blas.

“Nos gustaría darles mejores noticias”, les dijeron las autoridades navales a los familiares de la tripulación del ARA San Juan, varios de los cuales pasaron la noche en la Base Naval y transcurren esta espera contenidos por personal de la fuerza, entre ellos psicólogos que asisten en la difícil coyuntura. Por ahora las noticias escasean, el tiempo corre y la preocupación crece.

González confirmó que casi ya se ha recorrido casi el 80% del área próxima a la última ubicación del ARA San Juan, todo ante una escenario hidro meteorológico muy complicado, con condiciones de mar 5, lo que implica olas de hasta siete metros de altura y vientos de más de 80 kilómetros por hora que soplan desde el sudoeste.

Aclaró que la Armada Argentina, además del operativo de búsqueda, ya está previendo un posible plan de rescate en el que se toma en cuenta la colaboración ofrecida tanto por Estados Unidos como el Reino Unido.

El HMS Protector, un buque de investigación británico que se encuentra en Islas Malvinas, y sería de suma utilidad para ampliar el potencial de búsqueda en profundidades, etapa que ahora se reforzará ante la falta de resultados en la búsqueda sobre superficie marina. También ya hacen su aporte cuatro pesqueros equipados con modernos equipos que permitirían detectar al submarino si se encuentra sumergido. “La búsqueda submarina es mucho más complicada”, reconoció González, que no descarta que el buque pueda estar en las profundidades, sobre el lecho del mar.