Se registró el primer caso de transmisión comunitaria de coronavirus en el país

23032020111201

La Argentina verificó el primer contagio de un paciente que no tuvo antecedente de viaje ni contacto estrecho con alguien que haya estado fuera del país o con alguien enfermo. En otros términos, se trata del primer caso positivo de coronavirus de transmisión comunitaria. El dato fue informado por el subsecretario de Estrategias Sanitarias, Alejandro Costa, en el reporte diario (Nº 19) que realiza el Ministerio de Salud todas las mañanas.

“En la Argentina, son 266 los casos que han sido confirmados, de los cuales 190 tienen un antecedente de viaje internacional, 59 tienen transmisión local en conglomerado, 1 caso no tiene antecedente de viaje o contacto estrecho y 17 se encuentran en evaluación epidemiológica”, informó el funcionario.

Para entender el alcance de cada definición, hay que remitirse al reporte realizado ayer (Nº18) por las mismas autoridades, donde la secretaria de Acceso a la Salud Carla Vizzotti hizo una descripción pormenorizada.

“Los casos relacionados con viaje son personas que estuvieron en el exterior, volvieron al país con síntomas y los tests dieron positivo. Todas las personas que son contactos estrechos de esas persona requieren un seguimiento muy cercano en aislamiento y en caso de confirmarse que tienen la enfermedad se los clasifica como un contacto estrecho de un caso importado», puntualizó.

Y continuó: “Si aparece algún caso confirmado que ha tenido alguna cercanía con algún enfermo sin tener contacto estrecho, como lo pueden ser los trabajadores de la salud o de aeropuertos, se los clasifica como transmisión en conglomerado”.

Finalmente, son casos de transmisión comunitaria la de los pacientes que no han tenido contacto con caso importado, contacto estrecho o conglomerado. En otros términos, significa que es imposible realizar la trazabilidad de cómo se contrajo el virus.

Este lunes se informó además que hay 51 personas que ya recibieron el alta médica y retornaron a su vida habitual. La comunidad científica cree que los pacientes curados no pueden volver a enfermarse, aunque hay algunos casos muy puntuales en estudio que contradicen esta teoría.