Se cayó el techo en Neonatología del hospital Perrando

techo-1-1

La salud pública chaqueña se degrada de modo constante. Ahora, en la neonatología del Hospital Perrando se cayó el techo.

La Salud Pública se degradó de un modo alarmante. Los hospitales no cuentan con las condiciones mínimas requeridas y esto claramente habla del abandono por parte de las autoridades, que continúan hablando pero no concretan acciones efectivas que lleguen a la población.

Este lunes, el techo de la neo cayó en pedazos y afortunadamente ninguna persona resultó lastimada. Los trabajadores debieron trasladar a los pacientes hacia otro sector.

Desde el hospital denuncian que no tienen bombas de infusión, soluciones parenterales; no hay monitores, no se pueden completar los tratamientos de luminotecnia de los bebés por falta de equipos. Una falta gravísima que pone en riesgo la vida de los mismos.

Pero esto no es todo, a la crítica situación se le suma una invasión de mosquitos en el servicio.
“Como si la salud y la vida de los pacientes no fueran importante”, manifiestan los trabajadores, quienes a diario hacen maravillas para sostener el sistema.