Rosenkrantz admitió que el Poder Judicial atraviesa una crisis de legitimidad

19032019171221

El titular de la Corte Suprema abrió el año judicial. Fue su primer discurso como presidente del máximo tribunal argentino.

El presidente de la Corte Suprema de Justicia, Carlos Rosenkrantz, inauguró el año judicial frente a magistrados de todo el país y enfocó su discurso en la crisis de legitimidad que atraviesa el Poder Judicial desde hace ya un tiempo.

“La legitimidad del Poder Judicial es esencial. Un Poder Judicial sin legitimidad pierde su razón de ser pues sin legitimidad un Poder Judicial no puede ser eficaz en la realización de sus fines”, aseguró Rosenkrantz.

En su primer discurso como presidente de la Corte Suprema, Rosenkrantz remarcó que “toda crisis de legitimidad es en gran parte una crisis de confianza. Los argentinos están perdiendo la confianza en el Poder Judicial. Hay dudas de que nos comportamos como verdaderos jueces de una democracia republicana. La solución requiere entonces que revirtamos esta percepción y, para ello, los jueces debemos mostrar, todos y todos los días, que sí somos verdaderos jueces de una democracia republicana”.

En el Palacio de Tribunales estuvieron presentes los jueces de las dos cámaras de Casación Penal, los miembros de la Cámara Federal, los jueces federales de Comodoro Py y el Ministro de Justicia, Germán Garavano.

“Hay dudas de que nos comportamos como verdaderos jueces de una democracia republicana. La solución requiere entonces que revirtamos esta percepción y, para ello, los jueces debemos mostrar, todos y todos los días, que sí somos verdaderos jueces de una democracia republicana”, agregó el titular.

“Es imposible recuperar la confianza ciudadana con logros aislados y la constancia es algo que nos cuesta a los argentinos. Cualquier claudicación será vista como una confirmación de que en los jueces no se puede confiar. Por ello, mostrar que solo decidimos en base a la Constitución y las leyes requiere que todos los jueces seamos coherentes todo el tiempo, en toda.