River se llevó el superclásico de visitante ante Boca por 2 a 0.

Con dos enormes goles los dirigidos por Gallardo ganaron 2-0 y toman un buen impulso de cara a lo que viene. Gonzalo Martínez, con una volea magnífica, e Ignacio Scocco con un potente remate, hicieron la diferencia en el marcador. El local estuvo deslucido y fue todo impotencia.
2775435h688

River Plate se quedó con el Superclásico del fútbol argentino, al vencer a Boca 2-0 con goles de Gonzalo Martínez, a los 14 minutos del primer tiempo, y de Ignacio Scocco a los 23 del complemento, por la sexta fecha de la Superliga.

Dos acciones contundentes, una en cada etapa, le bastaron al conjunto que dirige Marcelo Gallardo para quedarse con un nuevo Superclásico ante un Boca con poca reacción y escasas ideas, que desde la apertura del marcador casi no volvió a llevar riesgo al arco de Armani. El elenco “Millonario” no sólo festejó un contundente triunfo ante el clásico rival, porque además alcanzó en la Bombonera 29 partidos invictos: la última derrota fue el 24 de febrero, en el 0-1 con Vélez.

A pesar del inicio vibrante, River supo plasmar contundencia para llevarse el triunfo ante un Boca que nunca supo reaccionar, y que además hoy padeció su primera derrota de local después de más de 5 meses, cuando el 7 de abril cayó 2-1 frente a Defensa y Justicia por la fecha 22 del torneo pasado.

Tras un mejor arranque del local, que avisó a los 4 minutos con un potente disparo desde afuera del área de Darío Benedetto y que sacó Franco Armani por arriba del travesaño de manera brillante, el “Millonario” fue tomando confianza, ajustando la presión y así fue como, 10 minutos después, llegaría la apertura del marcador.

Precisamente, luego de ejercer presión alta en la salida “Xeneize”, Mas intentó rechazar, la pelota pegó en Exequiel Palacios y le quedó servida al 10 “millonario”, que la empalmó de zurda para abrir el marcador.

Sin embargo, ocho minutos después, Martínez, el mejor jugador del partido hasta ese momento, debió abandonar el campo tras sufrir una molestia en el isquiotibial izquierdo luego de una falta de Wilmar Barrios, por lo que fue reemplazado por el colombiano Juan Fernando Quintero.

5ba808b755f03

A los 39, en tanto, llegaría el primer cambio en Boca con el ingreso de Edwin Cardona por Leonardo Jara, quien también sufrió una molestia en el muslo derecho. Con el ingreso del colombiano, el uruguayo Nahitan Nández pasó a jugar como lateral derecho.

La primera polémica del encuentro llegaría a los 43 minutos de la primera etapa, cuando el recién ingresado Cardona le aplicó un codazo a Enzo Pérez, pero sólo recibió amarilla del árbitro Mauro Vigliano.

En Boca, además, fueron amonestados los colombianos Wilmar Barrios y Cardona, mientras que en River vio la tarjeta amarilla Leonardo Ponzio.

En la segunda parte, sin cambios en ninguno de los equipos, Boca arrancó con todo en busca del empate, sobre todo empujado por un Benedetto que volvió a mostrar la misma agresividad que en el inicio del cotejo.

Apenas comenzada la segunda etapa, Boca pidió dos penales en una misma jugada, en la que sería la segunda polémica de la tarde. Primero por una supuesta falta sobre Benedetto y luego por una mano adentro del área.

Una de las claras llegó a los 6 por intermedio del “Pipa”, que apareció solo por el segundo palo tras un centro de Pavón para darle de volea, que se fue se fue muy alta.

Minutos después, llegaría otra polémica, o un claro penal que Vigliano no sancionó, luego de un empujón de Casco a Pavón dentro del área.

River, jugado a la espera de una contra, empezó a cerrar el fondo para contener el embate del “Xeneize”, y así llegaría la segunda amonestación en el elenco visitante, en este caso para Jonatan Maidana a los 15.