Racing venció a Central y se afianzó en zona de copas

1524427588876

Racing Club se recuperó este domingo de las derrotas ante River y Defensa y Justicia, tras imponerse como visitante por 2 a 0 a Rosario Central y encarrilar así su pelea para entrar a las copas internacionales, al cabo de un aceptable encuentro disputado en el “Gigante de Arroyito”, en el marco de la vigésima cuarta jornada de la Superliga.

Brian Mansilla, a los 18 minutos de la segunda etapa, inauguró el marcador para el conjunto de Avellaneda, en tanto que Lautaro Martínez, amplió la diferencia, a los 30.

Tras una primer tiempo que lo tuvo como ligero dominador, en el complemento Racing pudo trasladar a la red el producto de su evidente superioridad ante un “Canalla” muy por debajo de sus reales posibilidades.

El ovacionado Coudet, quien volvió a un espacio físico donde es literalmente venerado, optó por conformar un mix entre titulares y suplentes a sabiendas que su clasificación a la próxima Copa Libertadores se le complicó en demasía con los últimos resultados adversos.

A todo esto un “Canalla” con todo su potencial no dio la talla y pese a la circunstancia apuntada y a su condición de local, nunca pudo ejercer el dominio que le reclamaba su incondicional parcialidad.

El primer tiempo resultó demasiado friccionado aunque en un contexto equilibrado, el conjunto de Avellaneda se mostró algo más compacto. En la única situación de riesgo concreto de los primeros cuarenta y cinco minutos, Triverio, a los 41 minutos, escapó por derecha despidiendo un remate que pasó rozando el segundo palo del arquero Ledesma.

Al retirarse al entretiempo dio la sensación que el conjunto “blanquiceleste” estaba mejor parado en desmedro de un adversario que en ningún momento dispuso del suficiente volumen de juego como para abastecer convenientemente a sus peligrosos delanteros Zampedri y Ruben, quienes parecieron encimarse en sus funciones ya que ninguno de los dos intentó lastimar por los costados.

El inicio del complemento no hizo más que ratificar la tendencia apuntada entre un Racing cada vez más sólido que encontró en la estupenda jugada del hoy determinante Mansilla la coronación de su superioridad.

Tras una asistencia de Solari desde el campo propio, el goleador se abanicó para buscar el mejor ángulo para despedir un remate con comba y a colocar sobre el ángulo superior derecho de Ledesma, aun disponiendo de varias opciones de pase tomando como punto de referencia el defectuoso escalonamiento defensivo de su oponente en el retroceso.

Central no salió del aturdimiento incluso cuando intentó nivelar el score pero el ingresado Lautaro Martínez dio una nueva muestra de su gran momento y sentenció el cotejo, al robarle una pelota a Maximiliano González para después escaparse en velocidad y definir ante la marca de Mauricio Martínez, aun disponiendo de la opción de Mansilla para descargar.

Los últimos minutos dejaron en palmaria evidencia la absoluta carencia de ideas de un “Canalla” entregado a su suerte y sin respuestas.

Un Racing que primero lo “midió” y después lo lastimó sin remordimientos, terminó justificando el resultado por un mejor posicionamiento táctico y debido a un mayor bagaje cualitativo, aunque el notorio individualismo de varios de sus intérpretes a la hora de replicar le impidió consumar una goleada que de acuerdo a su buen rendimiento del segundo tiempo merecía largamente.