Qué hacer para no contagiarse de coronavirus cuando se termine (definitivamente) la cuarentena

coronavirus-cuarentena-3

Durante la pandemia del coronavirus las personas ya han aprendido qué cosas deben hacer para protegerse del Covid-19 y evitar contagiarse del virus. Sin embargo, la apertura de la cuarentena trae un nuevo comienzo para la sociedad y hay que tener varios puntos en cuenta.

Por eso, el inmunólogo y profesor asociado de biología Erin Bromage explicó varios consejos sobre cómo podrían las personas reducir los riesgos de contagiarse de coronavirus cuando vuelvan a algún tipo de normalidad en el mundo.

Lo primero que aclaró Bromge fue que en la mayoría de los casos las personas se contagian de Covid-19 en sus propias casas. No es tanto la calle los lugares de riesgo, sino un familiar que regresa a la casa infectado y contagia al resto de su familia y teniendo en cuenta la vuelta a las oficinas también contó el peligro que ésto conlleva.

“Si estás sentado en un espacio bien ventilado, con pocas personas, el riesgo es bajo”, dijo el Bromge a la BBC dejando en claro que el aire libre no sería un peligro para contagiarse de Covid-19, cómo tampoco una oficina con poca gente.

“Si estás en una oficina de diseño abierto, realmente necesitas evaluar críticamente el riesgo (volumen, personas y flujo de aire). Si estás en un trabajo que requiere hablar cara a cara o, lo que es peor, gritar, necesitas evaluar el riesgo”.

Por ende, el biólogo explicó que si dos personas están conversando cara a cara y una de ellas tiene Covid-19 y estornuda o tose directamente hacia la otra, es muy probable que inhale 1.000 partículas del virus y se termine infectando.

En cuanto a los shoppings, el especialista explicó que es poco probable que los clientes que van a tener un tiempo limitado en las tiendas se contagien pero el problema es para los empleados del lugar. “Para el trabajador de la tienda, el tiempo extendido que pasa allí brinda una mayor oportunidad de recibir la dosis infecciosa”.

” Por último, el hombre quiso dejar un mensaje para que las personas no se relajen por su explicación. “Y aunque me he centrado en la exposición respiratoria aquí, no olviden las superficies. Esas gotitas respiratorias infectadas aterrizan en algún lugar. ¡Lávense las manos con frecuencia y dejen de tocarse la cara!”.