Prisión domiciliaria para el ex barra brava “Bebote” Álvarez.

Fue concedida por el Tribunal Oral en lo Criminal 5 (TOC 5) de Lomas de Zamora. Permanecerá en su departamento de Palermo, monitoreado con una tobillera electrónica.
bebote alvarez

Tras pasar casi dos años en el penal de Melchor Romero, el ex jefe de la barra brava del Club Atlético Independiente Pablo “Bebote” Álvarez cumplirá prisión domiciliaria en su departamento en el barrio porteño de Palermo, controlado por una tobillera electrónica.

El beneficio fue concedido este lunes por la jueza María del Carmen Mora, del Tribunal Oral en lo Criminal 5 (TOC 5) de Lomas de Zamora. El pedido había aprobado hace meses por la jueza de Avellaneda Brenda Madrid pero otro magistrado la rechazó porque consideró que había riesgo de fuga ante la inminencia del comienzo del juicio oral, el próximo 9 de octubre.

La defensa de Álvarez, conformada por los abogados Rubén Reznik y Alejandro Pérez, apeló y el TOC le dio la razón al considerar que la pena mínima por el delito de extorsión, una de las causas en las cuales está imputado, es de dos años y medio; y el ex barra brava lleva 23 meses detenido.

“Bebote” está detenido desde el 24 de octubre de 2017 por dos causas. Una por extorsión a quien era entonces técnico del Club Independiente, Ariel Holan, y otra por asociación ilícita por la venta ilegal de entradas, socios truchos y otras maniobras que el Ministerio Público considera probadas.