Por qué se celebra el Día del Músico en la Argentina el 23 de enero

spinetta_1_78591_78591

Este miércoles 23 de enero se celebra en la Argentina el Día del Músico. La fecha, establecida por la Ley 27.106 en 2015, es en homenaje al nacimiento al gran intérprete y cantautor (el ‘Flaco’) Luis Alberto Spinetta, quien hoy cumpliría hoy 69 años. Pero ¿por qué y para qué se instauró este festejo?

“El motivo por el cual se celebra el Día del Músico es porque había una necesidad de que se conmemore específicamente al músico, porque existe otra fecha que es el 22 de noviembre que es el Día de la Música. La actividad musical en general, y los músicos en particular, necesitamos un día en el cual se pueda debatir e intercambiar opiniones sobre las condiciones en las cuales se realiza nuestra actividad, ya sea en la posibilidad de tener mejores condiciones laborales; inclusión en los beneficios sociales; aportes jubilatorios; ART por si un músico tiene un accidente o si una música mujer queda embarazada”, explica Diego Boris Maccioco, presidente del Instituto Nacional de la Música (INAMU), uno de los organismos que impulsó el proyecto de Ley.

En ese marco, y en diálogo con PERFIL, se refirió a la elección del 23 de enero como la fecha elegida para esta celebración, la cual plantea debatir todo lo relacionado a la formación de los músicos: “Hacia muy poco había fallecido Luis Alberto Spinetta y se entendió que él tenía todas las condiciones como compositor; intérprete vocal y en instrumento, a la vez que había participado muy fuerte al mostrar su apoyo en todo lo que fue la construcción de los puntos principales de lo que fue el proyecto de la Ley Nacional de la Música. Nos pareció que la fecha de su nacimiento era la apropiada y la Ley se aprobó por unanimidad en el Senado”.

Apodado ‘el Flaco’, Spinetta fue uno de los artistas más respetados y destacados del rock argentino, pero también con un reconocimiento internacional. Nacido el 23 de enero de 1950 en Buenos Aires, su familia que lo introdujo en el mundo de la música desde que era un niño ya que su padre fue un cantante de tango amateur. Debutó como músico en 1964 en el concurso televisivo Escala Musical y llegó a la final del mismo. Luego lideró los grupos de rock: Almendra; Pescado Rabioso; Invisible; Spinetta Jade y Spinetta y los Socios del Desierto.

Fue cantante y guitarrista pero además, un excelente compositor cuando en sus grupos tocaban las letras que él escribía. Entre las canciones más famosas se pueden mencionar Muchacha (ojos de papel), que fue considerada en el año 2002 como la segunda mejor canción de la historia del rock argentino por la revista Rolling Stone y por la MTV; El anillo del Capitán Beto; Maribel se durmió y Rutas argentinas; Durazno sangrando; Los libros de la buena memoria; Ana no duerme; Plegaria para un niño dormido; Fermín; Todas las hojas son del viento; Cantata de puentes amarillos, Seguir viviendo sin tu amor y No te alejes tanto de mí y Bajan, entre tantas otras.

COMPROMISO
Spinetta mostró su apoyo públicamente a diferentes reclamos y causas, uno de ellos fue la denominada Carpa Blanca docente en 1997, donde el músico participó de un festival de rock en solidaridad con los maestros que realizaron un ayuno en reclamo de mejores condiciones salariales y de una ley de financiamiento educativo. Otros de sus grandes gestos ocurrió el 19 de octubre de 2006, cuando brindó un show en el Teatro Colón, el cual se lo dedicó a los nueve jóvenes y la profesora del Colegio Ecos fallecidos en un accidente de tránsito días antes de esa recital. Desde entonces, y en los años que siguieron al igual que otros de sus colegas, mostró su compromiso con los familiares de las víctimas, quienes crearon la ONG Conduciendo a Conciencia.

SPINETTA Y LAS BANDAS ETERNAS
Con motivo de la celebración de sus 40 años de carrera, el 4 de diciembre de 2009 en el Estadio de Vélez brindó un extenso concierto -más de cinco horas-, ante más de 35.000 personas, y en el cual convocó a los músicos que lo habían acompañado desde sus inicios.

El ‘Flaco’ murió el 8 de febrero de 2012 a los 62 años.

PARA LEER A SPINETTA
Una serie de libros repasan la vida y obra de este genial músico, algunos de ellos son: Guitarra Negra que tiene como autor al propio músico; Spinetta: crónica e iluminaciones de Eduardo Berti; Spinetta – Mito y Mitología (Mara Favoretto); Luis Alberto Spinetta – El lector kamikaze (Juan Bautista Duizeide); Tu tiempo es hoy – Una historia de Almendra (Julián Delgado); Tigres en la lluvia – La aventura de Invisible en “El Jardín de los presentes” (Martín Graziano) Una vida hermosa (Miguel Grinberg); Luis Alberto Spinetta (del dibujante Luis Scafati) y Martropía: conversaciones con Spinetta (Juan Carlos Diez).