Peppo y Gils Carbó presentarán programa de acceso a la Justicia para sectores vulnerables

141737w640h500
El gobernador Domingo Peppo recibirá mañana a la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, quien visitará la provincia para poner en funcionamiento el Enlace de Acceso a la Justicia, en el marco del programa Atajo, que se implementa a nivel nacional.
Participará del encuentro el arzobispo de Resistencia monseñor Dus, con quien se establecerá un plan de trabajo conjunto.
En la Casa de las Culturas, a las 18 de mañana, se firmará un convenio entre el gobierno provincial, el Arzobispado de Resistencia y a la Procuración General de la Nación para garantizar el acceso a la Justicia a personas en estado de vulnerabilidad.
La subsecretaria de Legal y Técnica, Nadia García Amud, adelantó ayer que el programa Atajo «es una herramienta social necesaria de interrelación institucional para promocionar el acceso a la información de la Justicia y la prevención del delito».
La funcionaria provincial destacó la presencia en el Chaco de la procuradora, que «remarca el trabajo que se viene llevando adelante desde la provincia para atender los casos de vulnerabilidad».
García explicó que a partir del convenio funcionará en la provincia el Enlace de Acceso a la Justicia, que es un punto de conexión y trabajo articulado entre las fiscalías federales en las provincias con la comunidad, a través del gobierno provincial y de instituciones civiles.
«El objetivo es facilitar a todas las personas el acceso a los conocimientos de sus derechos, para que puedan reclamarlos», indicó García Amud, quien agregó que esta unidad de enlace recibirá y derivará denuncias, brindará información y también propondrá la resolución alternativa de algunos conflictos.
«De esta manera, el Estado estará más presente, colaborando, asistiendo y tomando más acciones e interviniendo en la prevención social del delito», expresó, citada en un parte de prensa oficial.
Por otra parte, el fiscal general del distrito Chaco, Federico Carniel, explicó que el programa tiene como objetivo «acercar las reparticiones del Estado y de la sociedad civil a los lugares donde creemos que existe mayor vulnerabilidad y donde el acceso a la justicia es prácticamente negado».
Carniel resaltó que «el acceso a la justicia permite a los ciudadanos hacer los reclamos correspondientes ante las autoridades» y que «la difusión de los derechos contribuye a descomprimir el grado de violencia que hay en la comunidad».
El funcionario judicial valoró el programa que se busca implementar en la provincia y destacó la visita de la procuradora al Chaco porque  «significa que hay interés en realizar proyectos y actividades en conjunto».
A la firma del convenio asistirán intendentes chaqueños, representantes de comunidades aborígenes y de organizaciones no gubernamentales.