Para el fiscal, la piedra que mató al camionero que esquivó un piquete fue el “equivalente a un misil”

piedra-camionero-1

El fiscal que investiga el crimen de Guillermo Jara, el camionero que murió tras ser perseguido y atacado a piedrazos luego de haber eludido un piquete cerca de la ciudad de Daireaux, aseguró que el impacto que sufrió la víctima en la cabeza fue el “equivalente a un misil”. También confirmó que la causa del fallecimiento fue, justamente, esa herida que recibió en la sien izquierda y que la provocó una piedra “del tamaño de la palma de una mano”.

“Ese elemento contundente impactó a priori a una velocidad de 150 kilómetros (por hora), por lo menos, porque eran las velocidades de desplazamiento que tenemos corroboradas. Eso fue el equivalente a un misil que dio de lleno en la cara de la persona que murió a los pocos minutos”, aseguró Fabio Arcomano, titular de la UFI Nº6 del Departamento Judicial Trenque Lauquen.

Según el funcionario judicial, los aprehendidos Darío Javier Martín (46), Fabián Paredes (44) y Federico Javier Fernández (34) “participaron en la maniobra y en la acción que culminó con la muerte de Guillermo Jara”, por lo que el hecho, “a criterio de la fiscalía, estaría esclarecido”.

Arcomano añadió que había “un corte en uno de los accesos a la ciudad de Daireaux y, en ese marco, la víctima intentó pasar para seguir su camino, ya que tenía una carga para completar su entrega”. “Se produjo una discusión con los intervinientes y habría pasado un poco de prepo (sic) pero no está demostrado que haya habido golpes, si discusión y manotazos”, afirmó.

Ante esa situación, “salieron en represalia tres vehículos y uno de ellos, en esta ruta, lo sobrepasó y a escasos 500 metros habrían recolectado las piedras”. Los tres se trasladaban en una camioneta Fiat Strada blanca que fue incautada.

“Desde la caja de una de las camionetas, marca Fiat, al menos uno o dos sujetos le habrían arrojado la piedra que destruyó el parabrisas del camión, que iba hacia Guaminí, y le impactó de lleno en el parietal izquierdo que, en principio, es la causa de muerte”, resaltó el fiscal.

Jara, que trabajaba para la empresa Transporte Segovia, también de General Rodríguez, había salido durante la mañana de esa localidad para entregar una carga, cuando fue sorprendido por la medida de fuerza. Según testigos, el conductor habría querido evadir el piquete que se había formado en el ingreso a Daireaux, sin hacer caso a la orden de los transportistas de que detuviera la marcha, y continuó su camino en dirección a la localidad de Laguna Alsina.

En ese momento habría sido perseguido por tres manifestantes que se encontraban en el lugar, quienes a bordo de la camioneta Fiat, lo alcanzaron kilómetros más adelante y comenzaron a atacarlo con piedras, algunas de gran porte. Según los primeros datos de la investigación, uno de esos proyectiles rompió de frente el parabrisas del camión, impactó en la cabeza de la víctima y le hizo perder el control.

Según se puede ver en una imagen que circuló en las redes sociales, el camión que conducía Jara, padre de una hija de 18 años, quedó destruido a un costado de la ruta y con el agujero en el parabrisas. Al respecto, las fuentes judiciales remarcaron que el tamaño del orificio da cuenta de la violencia del impacto y de la intención “homicida” de los agresores.

A los pocos minutos del ataque arribaron al lugar policías y Bomberos Voluntarios de Daireux, quienes rescataron al camionero, quien se encontraba inconsciente dentro del vehículo, y lo trasladaron al Hospital Municipal Romanazzi, donde poco después falleció.