Pagan 21.300 euros al que se mude a un pueblo suizo

ARCHI_396299

Los residentes de una pequeña aldea en el sudoeste de Suiza votarán una propuesta que ofrece dinero a los extranjeros si se trasladan allí para compensar el éxodo rural de los últimos años.

Se trata de Albinen que cuenta solo con 240 personas. Ofrece 21.300 euros a quien viva en él diez años.

La localidad está ubicada en el valle del Ródano, a 1.300 metros sobre el nivel del mar. Queda a dos horas en tren de Berna, la capital de Suiza.

A primera vista se aprecia una iglesia rodeada de chalets y casas típicas. El paisaje es impactante y se respira aire puro, pero los vecinos no se quedan.

El pueblo perdió tres familias en los últimos años. El alcalde de Albinen, Beat Jost, aseguró que tuvieron que cerrar la escuela por falta de alumnos. Hoy sólo quedan cinco niños en edad escolar y las casas que hay allí son, en su mayoría, casas de verano.

Los vecinos, ante este escenario, tuvieron la idea de pagar 21.390 euros por adulto a cada nuevo residente que vaya a vivir al pueblo. El texto, promocionado por un grupo de jóvenes en agosto, propone que también se paguen 8.500 euros por niño y se votará el próximo 30 de noviembre.

Existen algunas condiciones para que los nuevos vecinos reciban este dinero. Los flamantes residentes deben comprometerse a comprar o reparar una casa de 170 mil euros -como mínimo- y quedarse a vivir durante 10 años.