Ofrecen $1.000.000 para hallar al militante de izquierda que atacó a policías

seba_romero_profugo_64933_64933

Sebastián Romero está prófugo desde el 19 de diciembre del año pasado, un día después de haber protagonizado incidentes frente al Congreso durante una protesta por la reforma previsional.

Desde hace meses rige la orden la captura nacional e internacional del militante de izquierda, pero hasta el momento no hay información certera sobre su paradero.

Este miércoles el Ministerio de Seguridad oficializó una recompensa de “$1.000.000 destinada a aquellas personas que sin haber intervenido en el hecho delictual, brinden datos útiles que sirvan para dar con la aprehensión de Sebastián Rodrigo Romero”.

La resolución, que figura en el Boletín Oficial de este miércoles y que lleva la firma de la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, argumentó que el militante y excandidato a diputado de la izquierda por Santa Fe participó “en las conductas violentas desplegadas contra el personal de la Policía de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que conformaba una línea de contención para evitar el avance del público hacia el Honorable Congreso de la Nación”.

A partir de este pedido, se instruyó a difundir la búsqueda “y la publicación en todas sus formas de los afiches correspondientes a la recompensa ofrecida”.

Finalmente, se indicó que quien pueda suministrar datos sobre el paradero de Sebastián Romero deberá comunicarse con el Programa Nacional de Coordinación para la Búsqueda de Personas Ordenada por la Justicia, al número 134.

UNA CARTA EN LAS REDES

A pesar de enfrentar esta situación judicial, Romero decidió publicar una carta en sus redes sociales a fines de marzo. En su publicación, “el hombre del mortero” que apuntaba a la policía con un arma de fabricación casera se victimizaba: “Hace más de tres meses que no veo a mi familia, mis amigos, a mis compañeros de la fábrica ni a mis vecinos. Estoy siendo perseguido como si fuera un terrorista”.

El activista prófugo también llamó a “pelearle a este gobierno hambreador” y “sacar a Macri como sacamos a De la Rúa en 2001”.