«No estamos conformes ni contentos con los índices de inflación», dijo Alberto Fernández.

El Presidente afirmó que su Gobierno "no está conforme ni contento" con los índices de inflación, y consideró que un porcentaje "relativamente alto deriva del aumento de los precios en los alimentos como consecuencia" de la guerra en Ucrania.
alberto-fernandez-1jpg

l presidente Alberto Fernández afirmó que su Gobierno «no está conforme ni contento» con los índices de inflación, y consideró que un porcentaje «relativamente alto deriva del aumento de los precios en los alimentos como consecuencia» de la guerra en Ucrania.

«El programa económico va a ayudar a la desaceleración de la inflación, pero no estamos conformes ni contentos, lejos estamos de estar contentos con los índices de inflación que hay hoy en Argentina», dijo Fernández en una rueda de prensa en la embajada argentina en París, a donde llegó hoy en la tercera y última escala de su gira por Europa.

Esta tarde, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) dará a conocer la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC), que el ministro de Economía, Martín Guzmán, anticipó «será menor al de marzo», cuando alcanzó al 6,7%.

Al hablar con los periodistas argentinos que cubren la gira presidencial, Fernández insistió en que «hay un porcentaje de esa inflación, que yo creo que es relativamente alta, derivada del aumento de precios en los alimentos como consecuencia de la guerra y muchos otros insumos».

«Debemos seguir trabajando en eso. Nuestro programa tiene tres pilares: producción, trabajo y mejor distribución del ingreso. Estamos creciendo mucho en economía, generando muchos nuevos trabajos formales, pero nos está costando mucho la distribución del ingreso y en eso tiene mucho que ver la inflación», aseveró el mandatario.

En ese marco, dijo que el Gobierno «alienta que las paritarias resuelvan ese problema, haciendo que los salarios crezcan por encima de la inflación».

«Tenemos que trabajar fuertemente en eso. Ese elemento, esa causa, la causa externa, no la manejamos nosotros y la inflación es muy dañina. Debemos rápidamente parar este tema», concluyó.