Negri: “Si hay un segundo mandato, Cambiemos debe dar un salto de calidad”

El jefe del interbloque de diputados de Cambiemos y precandidato a la gobernación de Córdoba sostuvo que el oficialismo debe dejar de ser una circunstancia electoral para ser una coalición.
Buenos Aires 19 octubre 2018 Conferencia de prensa de la UCR en el hotel Presidente en la cerreto 850 
foto Rolando Andrade Stracuzzi ley 11723

El jefe del interbloque de diputados de Cambiemos y precandidato a la gobernación de Córdoba, Mario Negri, sostuvo que el oficialismo “debe dar un salto de calidad” y “dejar de ser una circunstancia electoral para ser una coalición”.

El referente radical consideró que, ante una eventual reelección del presidente Mauricio Macri, el frente debe modificarse para que “la discusión sea entre iguales sobre el rumbo que se quiere seguir y qué instrumentos se deben adoptar”.

“En esta primera etapa hemos hecho la mitad de los kilómetros, entramos en boxes y es hora de poner a la coalición en condiciones ante lo que se viene, que va ser complejo”, opinó durante una entrevista con el diario La Nación.

De esta manera, Negri desestimó que la UCR vaya a presentar a un candidato propio para competir contra Macri en los comicios, aunque reconoció que el oficialismo tiene que “mejorar la dinámica interna” para “evitar los errores que son evitables y dar un salto de calidad hacia el futuro”.

Por otra parte, explicó que tiene “buena relación” con Héctor Baldassi y Luis Juez, también aspirantes a gobernadores en Córdoba por Cambiemos, y dejó abierta la posibilidad de un acuerdo entre todos ellos y Ramón Mestre para definir las candidaturas antes de las PASO y evitar una interna.

“Debemos agotar la búsqueda de consensos y evitar un desgaste de energía que solo beneficia al peronismo, que además puede meter la cola”, analizó.

Finalmente, el diputado desestimó el ingreso de nuevos dirigentes del PJ a Cambiemos y resaltó que “los acuerdos de gobernabilidad hay que lograrlos con aquellos que quieran la gobernabilidad”.

“Además, hay que pensar lo siguiente: el Presidente tiene como gran desafío ampliar su base de legitimidad política; si gobierna Córdoba, si gana en Santa Fe, mantiene Buenos Aires, la Capital y un par de provincias más, la fortaleza política y la legitimidad que va a lograr le permitirá avanzar en los cambios y en las transformaciones pendientes”, destacó.