Murió José Martínez Suárez, director y maestro del cine argentino

18082019073308

Estaba internado en terapia intensiva desde hacía varias semanas. Era presidente del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata.

José Antonio Martínez Suárez, director, docente y presidente del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata desde 2008, falleció a los 93 años este sábado en la clínica Cemic, afectado por una neumonía que contrajo poco después de una intervención quirúrgica.

Falleció el destacado director cinematográfico y guionista José Martínez Suárez. En las últimas décadas se ha dedicado a la enseñanza, formando a varias generaciones de directores y trabajadores del cine.

Nacido en Villa Cañás, Santa Fe, el 2 de octubre de 1925, era hermano mayor de las mellizas Mirtha y Silvia Legrand y se inició en su profesión como “oyente” en los Estudios Lumiton.

El debut fue en 1943, cuando tenía 18 años, durante el rodaje de “Se rematan ilusiones”, que dirigió Mario C. Lugones, para un año después ser pizarrero de Carlos Hugo Christensen en “La pequeña señora de Pérez se divorcia”.

Además de Lugones también fue ayudante de dirección de Manuel Romero, Augusto César Vatteone, Antonio Ber Ciani, Juan Carlos Thorry, Lucas Demare, Daniel Tinayre, Ralph Pappier, Leopoldo Torre Nilsson y Kurt Land.

En 1959 dirigió el cortometraje “Altos Hornos Zapla”, y un año después debutó en el largometraje con “El crack”, con Jorge Salcedo según libro de Solly, con el que demostró ser un sobrio narrador en imágenes al enfocar el oscuro submundo del fútbol.

En 1962, y en coincidencia el auge de la conocida como Generación del 60, dirigió “Dar la cara”, según un relato de David Viñas, acerca de tres jóvenes que acaban de terminar el servicio militar.

Después de dirigir un episodio (“La salamanca”) del fallido colectivo “Viaje de una noche de verano” (1965), y en el periodo de censura que se abrió desde 1966, se dedicó a la docencia.

De esa forma fue titular de la cátedra de Gramática Cinematográfica en diferentes universidades del país y en Chile, donde abrió un cineclub, fue gerente de Emelco Chilena S.A. y fundó, además, T.E.A., su propia agencia de cine publicitario.

En 1974, Daniel Tinayre le pidió colaboración en el guión de “La Mary”, aportes que el esposo de su hermana Mirtha, sin consultarlo, cuestionó, dejando una marca indeleble a una larga relación.

Definitivamente en la Argentina dirigió “Los chantas” (1975), interesante relato acerca de personajes típicos de Buenos Aires, con la colaboración en el guión de Norberto Aroldi, y “Los muchachos de antes no usaban arsénico” (1976), la considerada su obra cumbre.