Málaga: un nene se cayó en un pozo y siguen trabajando en su rescate

9478w720

Este domingo, un nene español de dos años se cayó a un pozo de 110 metros de profundidad en la sierra de Totalán, Málaga. La único que pudieron encontrar es una bolsa con juguetes que tenía en la mano cuando se cayó.

Alrededor de las 14 del domingo, el padre del niño dio aviso de lo que había sucedido a la Guardia Civil. Julen, de dos años, cayó en un pozo para buscar agua de 25 centímetros de diámetro y 110 de largo.

Todavía no saben si el pozo tiene agua, ya que no pudieron acceder a más de 70 metros de profundidad.

Los rescatistas llegaron al lugar para sacar al niño y en las últimas horas optaron por la opción más segura para sacarlo: un túnel lateral. La integrante del Gobierno de Málaga, María Gámez, explicó: “Se ha preferido este sistema para evitar que no colapse el propio orificio por donde cayó el niño. Pero no se descarta ningún método”.

Por el momento no lograron localizar al menor y menos aún saber en qué condiciones se encuentra. Lo único que encontraron es una bolsa y un vaso del pequeño Julen.

La familia había ido a pasar un día de campo junto a otros amigos cuando ocurrió el accidente y dieron aviso inmediatamente a las autoridades. Hace algunos años, sufrieron la pérdida del hermano mayor de Julen. Sus padres, José Rocío y Victoria María García, siguen el rescate desde las inmediaciones.