Macri inauguró un jardín financiado con la plata incautada a Antonini Wilson

macrimisiones

El presidente Mauricio Macri inauguró hoy en la localidad misionera de Villa Bonita un Espacio de Primera Infancia (EPI) construido con parte del dinero incautado en 2007 al empresario venezolano Guido Antonini Wilson.

Macri sostuvo que “La Casa de los Gurises” se edificó con “plata recuperada de la corrupción” y recordó con palabras elogiosas la actuación en aquel caso de la policía María de Luján Telpuk, que descubrió la valija con la que Antonini Wilson pretendía ingresar ilegalmente al país casi 800 mil dólares por el Aeroparque porteño.

El Presidente señaló que Telpuk “tuvo el coraje de ejercer su autoridad y su responsabilidad” al “interrumpir el paso” de la valija que traía desde Caracas el empresario venezolano en un vuelo privado que había compartido con funcionarios argentinos, entre ellos Claudio Uberti, y de ese país caribeño.

“Lamentablemente, después vinieron los bolsos y vaya a saber cuantas otras (valijas) pasaron, porque después nos enteramos que eso era habitual lo que sucedía entre las autoridades de Argentina y Venezuela”, enfatizó el mandatario nacional, al hablar de las investigaciones por supuesta corrupción que involucran a ex funcionarios nacionales.

Según subrayó, esta obra “simboliza el cambio que han emprendido los argentinos y eso va a llevar al país a un gran futuro”.
A la vez, Macri indicó aquel dinero incautado a Antonini Wilson “hoy pasó a estar aplicado a lo que tiene que aplicarse y siempre tiene que aplicarse a obras y proyectos en favor en este caso de los misioneros y de todos los argentinos”.

“Es una alegría inaugurar esta obra tan linda que simboliza el cambio que hemos emprendido los argentinos, que nos llevó a tener un gran futuro, porque esta obra que es tan real, como el edificio, el mobiliario, escritorios, sillitas, lo que tiene que ver con plata recuperada de la corrupción”, afirmó el Presidente, que estuvo acompañado por el gobernador Hugo Passalaqua.

También participaron los ministros de Salud y Desarrollo Social, Carolina Stanley, y de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano; el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, y el senador nacional Humberto Schiavoni.