Los Spurs y Manu Ginóbili, sin respuestas: sufrieron una paliza ante Golden State con un show de Curry

En el partido más esperado de la serie regular de la NBA, los Warriors vencieron a San Antonio por 120-90; el base anotó 37 puntos.
golden state

Sin restricción de derechos, las imágenes más destacadas de los partido de la NBA suelen viralizarse a través de YouTube. Resúmenes de jugadas o partidos completos. Videos largos o de apenas unos segundos. Hoy, uno llama la atención por su nombre: «Manu Ginóbili is disappointed (Manu Ginóbili está decepcionado)». Dura sólo ocho segundos y muestra al bahiense sentado en el banco de supletes de San Antonio Spurs, en los primeros minutos del cuarto final, en el que el resultado parece irremontable. Así, como él, quedó todo el equipo tras la dura derrota que sufrieron ante Golden State Warriors, el mejor equipo de la temporada, en un partido válido por la serie regular de la NBA. Fue una paliza: 120-90.

En la previa, el cruce entre los mejores de la Conferencia Oeste era el más esperado del año. Se trataba, nada menos, del cruce de los dos mejores equipos. Los locales llegaban con un récord de 40 victorias y cuatro derrotas, mientras que los texanos registraban 38-6. Pero lo que parecía que iba a ser un duelo de estrategias, que seguramente se podía definir por el talento individual de algunasa de las estrellas, terminó siendo una exhibición de los campeones defensores y de su gran estrella, el base Stephen Curry, que culminó el partido como dueño de las estadísticas: 37 puntos (21 más que el máximo anotador de los Spurs, Leonard, que registró 16), dos rebotes y cinco asistencias, en tan sólo 28 minutos.

Lo mejor de Curry:

 

Manu Ginóbili, como el resto de sus compañeros, se tuvieron que conformar con ver de cerca el talento de Curry, quien también protagonizó las jugadas destacadas del partido. El bahiense estuvo en cancha casi 19 minutos, en los que aportó ocho puntos, cuatro rebotes y tres asistencias. Hasta el francés Tony Parker se tuvo que conformar con un bajo registro: cinco unidades y tres pases.

A todos los candidatos:

En ocho días, Golden State barrió a los mejores equipos de la liga casi sin esfuerzo: venció a Cleveland, Chicago y San Antonio por 30 puntos de diferencia.

«Ningún momento es demasiado bueno, obviamente», dijo Curry. «Sabemos que este es sólo otro partido de temporada regular, pero había expectación en torno a él. Cada vez que tenemos una oportunidad de demostrar quienes somos y dar otro paso en el camino, estamos listos. No siempre fue así. Este grupo lleva junto un tiempo y entiende cómo prepararse mentalmente para noches como esta», analizó Curry después de la victoria de anoche.