Los chicos rescatados se convertirán en monjes budistas en homenaje al socorrista muerto

0000309876

Luego de permanecer aislados, el cuerpo médico permitió que los chicos que estuvieron atrapados en una cueva de Tailandia durante 18 días puedan ver a sus familiares.

El padre de Duangpetch Promtep, Banphot Konkum, reveló que los trece rescatados planean hacerse monjes en homenaje a Saman Kunan, el socorrista que murió cuando transportaba provisiones en un tramo inundado de la ruta de escape.

“Saman era un socorrista de la Armada tailandesa. Estamos planeando la fecha y lo haremos cuando todas las familias esten dispuestas. Hacerse monje en un templo budista por breve tiempo es una forma de ganar méritos”, manifestó.

Saman Kunan (38), ex miembro de la marina, murió durante las tareas de rescate. Su tanque se quedó sin aire cuando buceada luego de asistir a los menores, perdió el conocimiento y murió por asfixia.

Antes de su muerte, grabó un video con una petición: “Ojalá que la suerte esté de nuestro lado para traer a los nenes de vuelta a casa”.