Los 10 grandes desafíos que pondrán a prueba el plan económico de Mauricio Macri

Mauricio Macri asumirá como presidente de la Nación con una economía condicionada por grandes desequilibrios que le recortarán el margen de maniobra en el comienzo de su mandato.
Macri8

Mauricio Macri asumirá como presidente de la Nación con una economía condicionada por grandes desequilibrios que le recortarán el margen de maniobra en el comienzo de su mandato.

El equipo económico del líder de Cambiemos evalúa una serie de medidas con la intención de lograr efectos en el corto plazo, entre las que se incluyen rebajas impositivas a las exportaciones, liberación del mercado de cambios y el incremento segmentado de las tarifas de servicios públicos.

Hay diez puntos conflictivos que en lo inmediato tendrá que abordar el sucesor de Cristina Kirchner:

1) DÉFICIT FISCAL

La presión tributaria en la Argentina tuvo una expansión sin precedentes en los 12 años y medio de los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, aunque ese crecimiento en la recaudación tributaria no evitó que el Gobierno recayera en un fuerte déficit en sus cuentas.

Mauricio Macri asumirá la presidencia de la Nación con un déficit financiero (que contempla los pagos de deuda) en torno al 5% Producto Bruto Interno (PBI), que se extiende al 8% si no se contabilizan los aportes que el BCRA y la ANSES le hacen al Tesoro.

Ejemplo de estas erogaciones por encima de los ingresos es la ampliación del gasto público en unos 130.000 millones de pesos que dispuso Cristina Kirchner la última semana, según informó el Boletín Oficial. La jefa de Estado también ordenó emitir dos pagarés por unos 11.100 millones de pesos, con vencimiento en marzo.

Estimaciones de consultoras sitúan este déficit fiscal financiero en unos $350.000 millones para 2015, entre 5 y 6 por ciento del PBI sin asistencias de otros organismos descentralizados, con un gasto público que alcanzaría al cierre del año los 1,4 billones de pesos.

2) ALTA INFLACIÓN

La fuerte emisión de pesos para financiar el rojo fiscal es el principal factor de explicación de la inflación de dos dígitos. Si se observa el incremento generalizado de los precios, en los casi cinco años transcurridos entre enero de 2011 y septiembre de 2015 la inflación acumulada fue de 223,7% según el Índice Congreso, y de 218,2% según el sitio Inflación Verdadera.

En el mismo perído desde el 30 de diciembre de 2010 al 30 de septiembre de este año, la Base Monetaria (dinero en circulación, cheques cancelatorios y cuentas corrientes) creció 230,5%, de $160.408 millones a $530.135 millones. Puntualmente el ítem «billetes y monedas» en poder del público aumentó 208,4%, de $124.529 millones a 413.997 millones de pesos.

3) VACIAMIENTO DEL BCRA

A la violenta caída de reservas internacionales en el Banco Central desde el establecimiento de restricciones cambiarias a fines de octubre de 2011 se le sumó el cúmulo de otros activos de baja calidad en el balance, como títulos del Tesoro no negociables, y un acrecentamiento del pasivo por la emisión de pesos, la emisión de LEBAC y otros conceptos para «calzar» el «swap» de yuanes de China.

Hoy las reservas internacionales del BCRA se sitúan debajo de los USD 26.000 millones, son menos de la mitad que las contabilizadas a principios de 2011, aun cuando ingresó el equivalente en yuanes a USD 11.000 millones por el intercambio de monedas con el Banco Popular de China.

A la vez que las reservas cayeron USD 26.333 millones desde el cierre de 2010 (USD 52.145 millones), a USD 25.812 según datos consolidados al 23 de noviembre, la deuda emitida por el BCRA en Letras y notas trepó 313,5%, de $88.576 millones a $366.277 millones. Cabe recordar que los vencimientos de estos títulos recaen en los próximos ocho meses, entre diciembre de 2015 y julio de 2016.

4) CEPO AL DÓLAR

El nuevo presidente hizo del fin de las restricciones cambiarias un lema de campaña y, por lo tanto, será una prioridad del equipo económico salir del «cepo» en el corto plazo. Liberar el dólar y unificar el mercado cambiario no será sencillo: requerirá devaluar para aproximar a una convergencia del valor del dólar con otros bienes que se encarecieron en los últimos años al calor de la inflación real.

El 30 de diciembre de 2010 el dólar oficial se situaba en $3,9758, mientras que este lunes el tipo de cambio mayorista cerró en $9,6875, con un aumento acumulado de 143,7%, unos 80 puntos porcentuales menos que la inflación. Por eso hay consenso en que la divisa norteamericana podría avanzar por encima de los 14 pesos para unificar el mercado, un valor más cercano al financiero «contado con liquidación» ($14,45) y el dólar libre ($14,85).

Sin embargo, el efecto inflacionario de la devaluación es un gran riesgo para una economía «indexada» en dos dígitos anuales y un déficit fiscal «monetizado». A la vez, un tipo de cambio que no disuada la dolarización de los ahorristas también puede comprometer las escasas existencias de divisas en las arcas del BCRA con un mercado libre.

5) DEUDA EN DEFAULT

El default selectivo de deuda por el desacato al fallo en favor de los holdouts en tribunales de Nueva York afectó a otros títulos públicos reestructurados y que hoy no pueden pagarse fuera de la Argentina.

Estos pasivos en mora obstaculizan la posibilidad de que la Argentina aproveche a pleno el acceso a crédito en dólares en el exterior a tasas bajas, como lo hace el resto de la región. Con un riesgo país medido hoy por la banca JP Morgan en torno a los 490 puntos básicos, la Argentina podría emitir deuda soberana a diez años a una tasa cercana al 7% anual.

6) ECONOMÍA ESTANCADA

El Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) del INDEC informó que el PBI acumuló un incremento de 2,2% entre enero y septiembre respecto del mismo lapso del año pasado. El indicador registra la evolución de un importante número de sectores, entre los que destacaron el consumo interno, impulsado por planes como Ahora 12 y Progresar, y la construcción, motorizada por el Plan Procrear de créditos blandos, que en los primeros diez meses del año creció 7,1% con relación a igual período del 2014.

Desde el sector privado los números son menos auspiciosos que en los despachos del INDEC. De acuerdo con el Índice General de Actividad que releva la consultora Ferreres & Asociados, el PBI ascendió 0,4% anual en octubre y acumula un avance de 1,4% en los diez primeros meses de 2015.

La consultora que dirige Orlando Ferreres detectó un crecimiento económico de apenas 0,3% en los cuatro años transcurridos entre octubre de 2011 y octubre de 2015.

 

Fuente: Infobae