La reina Isabel II rechazó el premio «Anciana del año» porque no se siente vieja

484686

A sus 95 años rechazó ser distinguida con el trofeo «Oldie of the year» («Anciana del año»), aseguró que no se siente de esa manera. La monarca informó que no cree cumplir con los criterios relevantes para poder aceptarlo.

A sus 95 años, la reina Isabel II rechazó de manera educada pero firme ser distinguida con el premio «Oldie of the year» («Anciana del año») porque no se siente vieja. «Una solo es tan vieja como se sienta», ha declarado la soberana británica.

Su secretario privado, Tom Laing-Baker, comunicó por carta a la revista que entrega el premio, «The Oldie», que la monarca «no cree que cumpla los criterios relevantes para poder aceptarlo». Isabel II «espera que encuentren a un destinatario más adecuado».

Su respuesta contrasta con la que dio su esposo, el duque de Edimburgo, cuando aceptó con humor el premio en 2011, con 90 años. «Nada mejor para la moral que ser recordado como los años pasan -cada vez más rápido-. En cualquier caso es agradable que se acuerden de ti», dijo en aquella ocasión el duque, que falleció el pasado abril a los 99 años.

Isabel II, nacida el 21 de abril de 1926, es la soberana más longeva de la historia británica y celebrará el próximo año su Jubileo de Platino, con el que celebrará sus 70 años en el trono. A pesar de su avanzada edad, la jefa de Estado continúa cumpliendo diariamente con sus compromisos oficiales. Este martes mantuvo dos audiencias por videoconferencia desde su residencia del Castillo de Windsor, con el embajador japonés en el Reino Unido, Hajime Hayashi, y con el de la Unión Europea (UE), Joao Vale de Almeida.

El premio «Anciana del año» se ha entregado durante 29 años a personas de avanzada edad que han hecho contribuciones destacables a la sociedad. Anteriores ganadores incluyen al ex primer ministro conservador británico John Major, el artista inglés David Hockney y la actriz británicoestadounidense Olivia de Havilland.