La provincia ya tiene su presupuesto para el año que viene.

Con 16 votos del oficialismo, la Cámara de Diputados avanzó con la ley más importante del semestre, que apunta a mejorar la calidad de vida de la población chaqueña, implementar mecanismos de concertación de planes de acción territoriales y locales de desarrollo; y mejorar la eficiencia social, territorial y económica de las inversiones. En cambio, para la oposición, es una pauta de gastos destinada a sostener un "Estado elefantiásico e ineficiente".
5fc7fec8960c6037079234

En la sesión ordinaria realizada durante la tarde de este miércoles en el Club San Fernando de Resistencia, la Legislatura el proyecto de ley 1583/20 que determina el Presupuesto General de la Provincia del ejercicio 2021, que dispone recursos que superan los 170 mil millones de pesos, esto es, un 36,2% más que el año anterior, y fue discutido en una amplia ronda de debate con todos los sectores.

El proyecto se construyó de acuerdo a los ejes del Plan Chaco 2030, con el 50,09% sería para servicios sociales de Salud, Educación y Desarrollo Social; el 14,33% para políticas de inversión y reactivación económica; el 13,09% para servicios de seguridad y justicia; 12,42% para municipios y un 10,07% para otros gastos.

La iniciativa recibió, para la sanción,16 votos que fueron aportados por el Frente Chaqueño, que contó con la ausencia de Juan Carlos Ayala. Mientras que la oposición, resolvió rechazar el proyecto, sumó 10 votos propios; que se sumaron a los dos del Frente Integrador y del Partido Obrero, que también fueron negativos. La única abstención fue la del legislador aliado al oficialismo, Rodolfo Schwartz.

5fc80068ba9dd249100989

Aval oficialista.

El legislador del Nepar, Juan José Bergia expresó: «en aras de no contestar las opiniones, a pesara de que todas son importantes, nuestro voto va a ser acompñar el presupuesto».

El diputado entendió que «tiene aumentos en Salud, en Educación y la verdad es que ninguna provincia estaba preparada para la pandemia: a los trabajadores que estuvieron al rayo del sol, les decimos que tenemos una ley votada hacer dos años que atiende su situación».

Bergia expuso que «no vamos a entrar en comparaciones con lo que pasó durante la anterior gestión del Gobierno Nacional, pero con este Gobierno Nacional el Chaco recupera la inversión, y nuestra provincia tiene pautado, por caso más de 7000 millones de pesos más que Misiones y 2000 millones de pesos más. Si a esto se suman las obras proyectadas en el

Presupuesto Provincial, se ve que vamos a tener una actividad diferente».
Finalmente, dijo que «nos preocupan al algunas cosas, como la distribución de los fondos coparticipables antes la inflación, pero confiamos en nuestro Gobierno».

Por su parte, Galdys Cristaldo remarcó que el Presupuesto «es una estimación de los gastos». «Entre los argumentos que hemos escuchado de la oposición hay algunos atendibles pero otros han puesto en duda algunos programas de derechos humanos y sociales que hay que distinguir: desde 2007 hemos generado política, llevamos el Estado a donde no estaba y esto es necesario destacarlo», planteó.

En cambio, acusó a la oposición de «hacer la antipolítica» durante sus años de gestión, es decir, el proceso que culminó en 2007. «Los trabajadores de la Salud y la Educación eran los peores pagos del país», recordó y añadió que «el Gobierno de la Alianza, siguiendo lineamientos externos, buscó achicar el presupuesto legislativo exponencialmente, lo que hubiese significado cientos de trabajadores en la calle».

«Cuando nos movilizamos fuimos apaleados, reprimidos y golpeados: discutir en base a chicanas políticas no nos hace bien», sentenció.

La postura del interbloque oficialista fue expuesta por el jefe de la bancada, Juan Manuel Pedrini, quien destacó que «sufrimos un rosario de frases descalificadoras hacia nuestra fuerza política, nuestro gobernador y el presidente; así que traremos de responder mirando al futuro». «Nuestros adversarios tienen una suerte de ´leyenda blanca´ respecto de su gestión que dice que estaba todo bárbaro hasta 2007, un relato falso de falsedad absoluta», disparó.

Para ejemplificar, Pedrini marcó que «el consumo de Resistencia actual es mayor al de toda la provincia en 2007, por lo que se hicieron las inversiones en electrificación rural y obras de infraesctructura; en cuanto al agua, hicimos 17 acueductos: teníamos una provincia a oscuras, sin agua, y con un gobierno de ricos para ricos».

En cuanto a la Salud, recordó que «el gobierno de Capitanich hizo de nuevo el Hospital 4 de Junio de Sáenz Peña, el Pediátrico estaba en ruinas; y las que fueron salitas en el interior, ahora son hospitales, como en Castelli». «Cuando asumió la gestión en 2007 había 520 kilómetros de ruta, hoy hay más de 1000, es decir, el doble: en 13 años duplicamos los kilómetros construidos en toda la historia», aseguró.

El jefe de la bancada oficialista sostuvo que «dolarizaron las tarifas y eso generó las principales deudas de Secheep con Cammesa».

«Hablan de la economía, pero el Banco Mundial dice que la caída del PBI será del 12%, no del 20% como dice la oposición; la oposción cayó un 14%, del 52 al 38%; mientras que el ´Club de Devaluadores´ decían que el dólar se iba a disparar, y hoy no pasó», indicó.

«Este es un presupuesto que quiere un nuevo régimen de contrataciones con la Economía Popular, que es informal, entonces no está mal que el Estado acompañe el proceso de crecimiento que necesita», apuntó Pedrini.

Además, recordó que «los juicios que debe enfrentar la provincia proviene de causas que comenzaron en 1998, cuando no gobernaba el peronismo sino la Alianza». «La propuesta que hacemos genera seguridad jurídica porque se plantea lo que el Estado puede pagar y no más», aclaró.

El legislador indicó que «dicen que hay una mala asignación de recursos, pero las erogaciones de capital aumentan 104% y estas son las obras que hacen grande al Estado; este dato lo dejaron pasar». «Si quieren ver las obras, pueden ir de Resistencia a Villa Ángela y comprobarlo; en pocos días vamos a inaugurar el Acueducto de El Impenetrable; pero sobre todo esto no hay referencia».

Este presupuesto plantea que «vamos a tener un Estado superavitario» después de muchos años, aseguró Pedrini. «Nadie hizo referencia a la generación de cadenas de valor, 20 en total, con un fuerte énfasis en la producción y la industria: hay 62 proyectos de inversión en este sentido», profundizó y añadió que «el objetivo es crear 10000 puestos de trabajo, a través de la obra pública».

Pedrini indicó para concluir que «aumentó mucho la planta de personal pero también la competencia del Estado, que hoy realiza muchas tareas que no hacía». «Es un presupuesto que apuesta al desarrollo económico del Chaco, a una distribución equitativa de los recursos y al fortalecimiento del sistema de Salud, entre otros ejes», sumó.

Rechazo opositor.

La oposición cerró filas por la negativa, basada en la supuesta falta de previsiones para mejorar de manera concreta la situación en áreas clave como Salud y Educación; y recursos destinados a sostener «Estado elefantiásico, ineficiente e incapaz de resolver las demandas de los chaqueños».

El presidente del interbloque opositor, Carim Peche, apuntó que el Presupuesto 2021 enviado por Capitanich, «es una ley de ajuste a los trabajadores y la continuidad del manejo discrecional de los recursos de los chaqueños».

«Esperaba encontrarme con un presupuesto pospandemia, esto es, con el gasto orientado a reactivar la economía con apoyo al sector privado, al sector privado y partidas destinadas a recomponer salarios que han quedado por debajo de la línea de la pobreza, pero no es así», explicó.

La participación del Ministerio de Salud continúa siendo del 10% del Presupuesto. «A pesar de las inversiones en la pademia, los salarios no mejoraron, como tampoco la infraestructura en el interior: el presonal de Salud Pública supera por poco los 11.000 pero tiene sólo 42 cargos más previstos para el próximo», aseguró.

Para Peche, el Presupuesto debió volver a Comisión para «refomular las partidas y atender con ello las necesidades de los chaqueños: sólo lograremos superar la grieta trabajando todos juntos».

El diputado Leandro Zdero aseveró, puntualmente que «el Presupuesto está dibujado, hay cosas que están incluida que ya no se cumplieron en este, como la cláusual gatillo para el sector docente». Soy de acompañar los Presupuestos pero no quiero andar por la calle bajando la mirada, con lo cual, no voy a votar a favor de esta ley».

Por su parte, Alejandro Aradas sintetizó su negativa al explicar que «pedimos incorporara pases a planta en Salud, en pos de fortalecer al sistema, y si bien sabemos que esto no suele incluirse en esta ley, como gesto, deberían haber incorporado aunque sea como gesto a los profesionales, enfermeros y al personal que ha tenido un año muy exigente». «Hoy, estos trabajadores estuvieron afuera de este recinto, soportando el rayo del sol y ni siquiera así lograron cuanto menos un gesto, aseguró.
«Mi posición será la del bloque de la Unión Cívica Radical: no acompañar, porque en esa no incorporación han dicho mucho», cerró.

En tanto, Roy Nikisch aseguró que el informe del oficialismo sobre la ley habla «prácticamente de privatización» de las empresas públicas, además de «mejoras en la Seguridad sin las previsiones concretas porque el Presupuesto predispone al ajuste salarial, y lo que necesitan las fuerzas de Seguridad es que se quiten los montos en negro que se sostendrán». «El Insssep funciona pésimamente y Desarrollo Social, tuvo este año 5000 millones de pesos y el qeu viene tendrá 10.000 porque es un año electoral».