La navidad que dura cuatro meses, la navidad en Filipinas

nota_2._navidad_en_ayala_triangle_gardens_manila_filipinas._imagen_portada
Así es, la navidad en el país asiático comienza en septiembre y termina a principios de enero.
En Filipinas se empiezan a escuchar los famosos villancicos al comienzo de los meses terminados en “bre” -septiembre, octubre, noviembre, diciembre- y las tiendas y calles empiezan a teñirse de Navidad.
En ese país, las decoraciones se pueden ver en cada esquina mucho tiempo antes de diciembre.
Además, el festejo fuerte tiene su inicio nueve días antes de Navidad, el 16 de diciembre. Ese día comienza la Misa de Gallo, donde la gente va a la iglesia a las cuatro de la mañana. ¿Por qué en ese horario? Se aplicó para permitir a los campesinos poder asistir a la Iglesia antes de ir a trabajar y luego se hizo tradición. Luego de ese encuentro, se juntan a comer platos típicos.
Durante los próximos nueve días realizan nueve procesiones diferentes.
Luego, ya el 24 de diciembre, se celebra el Panunuluyan, una tradición donde se recuerda la búsqueda de María y José de un lugar para resguardarse antes del nacimiento de Jesús. Así, una pareja disfrazada de los protagonistas de la Noche Buena va de casa en casa pidiendo a los dueños que los dejen entrar. Pero, tal como dice la Biblia, la pareja no encuentra hospedaje. La celebración termina cuando ‘María y José’ llegan a la Iglesia para darle paso a la próxima tradición.
Así se llega al 25, día en que celebran la Misa del Aguinaldo, donde la gente asiste a la Iglesia para festejar la llegada de Jesús. Esa misa es sagrada y cuando la mujer que hace de María coloca la figura de ‘Jesús’ en la cuna, se canta el “Gloria”.
Esa noche los filipinos celebran su ‘Noche Buena’, donde comparten más comida autóctona.
Existe un elemento decorativo que no puede faltar en Filipinas: el Parol. Es una antorcha de bambú con una estrella que simboliza la estrella que guió a los Reyes Magos al pesebre. Está colgada en cada casa.
Las celebraciones navideñas se extienden hasta el primer domingo de enero, cuando festejan la llegada de los reyes magos y así terminan una larga época navideña