La autopsia del cadete estableció que murió por “deshidratación e insuficiencia renal”

0000292634

Ayer se dio a conocer los resultados de la autopsia de Emanuel Garay que perdió la vida tras permanecer internado desde el lunes pasado, tras ser exigido a un entrenamiento extremo.

Garay según determinaron las pericias murió tras un cuadro de “deshidratación aguda grave e insuficiencia renal”, tras ser forzado a entrenamientos poco comunes y bajo una temperatura extrema.

Ante la noticia de la muerte del cadete  el gobernador Sergio Casas echó al secretario de Seguridad, Luis Angulo, y al jefe de la Policía, Luis Páiz, argumentando que “las policías y las fuerzas usan los mismos métodos que la dictadura y eso no se puede así”.

Además de dicha medida Casas también ordenó el cierre durante 30 días de la Escuela de Cadetes de Policía local y la remoción de todos los jefes de la Escuela.