Julian Assange obtuvo la nacionalidad ecuatoriana.

El fundador de Wikileaks está asilado desde 2012 en la embajada de ese país en Londres.
Wikileaks founder Julian Assange raises his fist prior to addressing the media on the balcony of the Embassy of Ecuador in London on May 19, 2017.
Ecuador urged Britain today to "grant safe passage" out of the country to WikiLeaks founder Julian Assange after Sweden dropped a warrant that drove him to take refuge in Ecuador's London embassy. / AFP PHOTO / Justin TALLIS        (Photo credit should read JUSTIN TALLIS/AFP/Getty Images)

El fundador de Wikileaks , Julian Assange , quien vive exiliado en la embajada de Ecuador en Londres desde hace más de cinco años, obtuvo la nacionalidad ecuatoriana, según confirmó hoy la prensa de ese país que difundió la información publicada en la página del Registro Civil.

De momento, no hubo otra confirmación oficial, que debe llegar por la vía de la Cancillería en Quito, pero Assange publicó hoy en su cuenta de una foto suya con una camiseta de Ecuador.

Según la página web del Registro Civil, al fundador de Wikileaks se le asignó el número de documento 1729926483, con un código correspondiente a la provincia de Pichincha.

El diario El Universo publicó hoy que las autoridades ecuatorianas habrían emitido también un pasaporte a nombre del australiano, quien habría recibido su nuevo documento de identidad el 21 de diciembre del año pasado.

DTMrpOgXUAARFL3

Fuentes oficiales le dijeron al diario que la entrega del documento fue anotada en el tomo 46, página 327 del registro civil del consulado en Londres y fue firmada por autoridades diplomáticas y políticas del gobierno del presidente Lenín Moreno, en funciones desde mayo de 2017.

Assange recibió asilo diplomático por parte de Ecuador en 2012 para evitar ser extraditado a Suecia, país que lo reclamaba para juzgarlo por delitos sexuales contra dos de sus ciudadanas.

Aunque Suecia archivó la investigación por denuncias sexuales, el Reino Unido anunció que lo arrestaría si sale de la sede diplomática, probablemente para extraditarlo a Estados Unidos, donde podría ser condenado, inclusive, a la pena capital, por publicar en su portal documentos secretos militares y diplomáticos sobre las guerras en Irak y Afganistán.