José López se quebró y se convirtió en un nuevo “arrepentido”

18082018084545

El exsecretario de Obras Públicas declaró en la causa por las coimas de la obra pública durante el kirchnerismo, tras lo cual fue incorporado al Sistema de Protección de Testigos.

El exsecretario de Obras Públicas José López declaró este viernes en los Tribunales de Comodoro Py como “arrepentido” en la causa por los cuadernos de las coimas y, por cuestiones de seguridad, fue modificado su lugar de detención y trasladado a un “domicilio reservado” tras ingresar al Sistema de Protección de Testigos e Imputados.

Según indicaron a NA fuentes judiciales, el exfuncionario firmó un acuerdo con el fiscal Carlos Stornelli para convertirse en imputado colaborador en la causa, el que deberá ser homologado ahora por el juez federal Claudio Bonadio.

Similar es el caso del financista Ernesto Clarens, cercano al matrimonio Kirchner y quien también hizo este viernes su descargo como “arrepentido” tras haber sido mencionado por algunos de los empresarios como el receptor de las coimas, por lo que Bonadio decidirá si acepta su solicitud.

La declaración de López se produjo luego de que la semana pasada se negara a dar su testimonio en el marco esta causa: en los hechos, fue involucrado a partir de la declaración de quien fuera su segundo en la cartera de Obras Públicas, Germán Nivello,quien brindó detalles de los pagos ilegales por la concesión de obra pública.

Puntualmente, Nivello declaró que -por orden de López- le llevó al exsecretario Roberto Baratta dos bolsos con 1.250.000 pesos que estaban destinados a la campaña electoral de Tucumán, donde López se quería postular a gobernador en 2015.

El pasado viernes, López también había declarado en el juicio en su contra por enriquecimiento ilícito: aseguró que el dinero que contenían los bolsos que llevó a un convento en General Rodríguez no era de él, sino de “personas vinculadas a la política” y que lo obligaron a trasladarlo.

El exfuncionario fue incorporado al Sistema de Protección de Testigos que funciona en el ámbito de la Secretaría de Justicia, tras haber manifestado que tenía temor por su seguridad y la de su familia por haber declarado finalmente en la causa que involucra a empresarios y exfuncionarios del kirchnerismo.

Por ese motivo, no regresará al penal de Ezeiza, donde se encuentra detenido desde aquella madrugada de junio de 2016 cuando fue detectado con bolsos con millones de dólares en un convento de General Rodríguez: será alojado transitoriamente en un “domicilio reservado”, indicaron a NA fuentes judiciales.

El sistema, de hecho, se encuentra dirigido a testigos e imputados (colaboradores de justicia o arrepentidos) que hubieren realizado un “aporte trascendente” a una investigación judicial de competencia federal y que, como consecuencia de ello, se encuentren en una situación de riesgo.