Japón detectó cuatro pacientes con una nueva variante de coronavirus.

Con 126.529.100 habitantes, el país acumula un total de 287.334 casos y 3.819 fallecidos y, según informó hoy el Ministerio de Salud, la nueva variante de coronavirus fue registrada en cuatro personas.
5efddec5aafa6_1004x564

Mientras China, el país donde hace un año se conocía el primer muerto de la pandemia, informó hoy sobre 69 nuevos casos, Japón identificó una nueva variante del coronavirus en cuatro personas procedentes de Brasil.

El boletín de la Comisión Nacional de Salud China especificó que de las 69 infecciones confirmadas, 48 fueron transmitidas a nivel local, y en su mayoría se dieron en la provincia de Hebei, en el norte del país; mientras que otro caso se registró en Bejing y uno más en la provincia de Liaoning.

La comisión informó que no se reportaron más muertes relacionadas y que otros 16 pacientes recibieron el alta médica, informó la agencia de noticias ANSA.

Hasta anoche, China continental había registrado un total de 4.412 casos importados de infección, de los cuales 4.118 se recuperaron y 294 siguen hospitalizados.

China, el que fuera el origen de la pandemia en año pasado y el país más poblado del mundo con más de 1.400 millones de habitantes, acumula 96.730 casos totales y 4.791 muertos, muy por debajo de los 22,13 millones de infectados y los más de 372.000 decesos de Estados Unidos que cuenta con alrededor de 330 millones de habitantes.

Japón, por su parte, con 126.529.100 habitantes, acumula un total de 287.334 casos y 3.819 fallecidos y, según informó hoy el Ministerio de Salud, la nueva variante de coronavirus fue registrada en cuatro personas.

«Una nueva cepa mutante, que parcialmente es similar a diferentes variantes reportadas en el Reino Unido y Sudáfrica, fue detectada en cuatro personas infectadas que llegaron de Brasil», informó la cartera de Salud citada por el diario The Japan Times.

Sin embargo, el Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas aún no tiene evidencias de que la nueva variante sea altamente infecciosa, aunque está investigando si la mutación puede causar síntomas graves y si es resistente a las vacunas.

De los cuatro infectados, tres presentan síntomas como dificultades respiratorias, dolor de cabeza y fiebre, y uno se siente bien, informó la agencia de noticias Sputnik.

El 19 de diciembre, las autoridades sanitarias del Reino Unido confirmaron la presencia en el sur del territorio británico de una nueva cepa del SARS-CoV-2 que se propaga entre un 40 y un 70% más rápido aunque hasta ahora sin evidencias de que esta mutación repercuta en la gravedad de los síntomas, la tasa de letalidad, la respuesta de los anticuerpos o la eficacia de las vacunas.

En tanto, otra variante del coronavirus se registró en Sudáfrica.

Numerosos países ya anunciaron la suspensión de vuelos desde el Reino Unido y Sudáfrica para evitar la propagación de los nuevos linajes del virus.