Intentó evitar el robo de su auto, se subió al capó y murió al volar por los aires

whatsapp-image-2022-01-15-at-45715-pm

Un hombre intentó impedir el robo de su taxi subiéndose al capó, el delincuente puso en marcha el vehículo y terminó matando al dueño al impactar contra otro auto.

Se trata del mismo ladrón que el 8 de diciembre de 2021 fue apresado por efectivos de la Comisaría Vecinal 1D en Chacabuco y Alsina con una moto robada, caso por el que estuvo detenido sólo 24 horas.

El robo al taxista ocurrió este sábado pasadas las 11 horas cuando el conductor se detuvo en la avenida San Juan y Pichincha para comprar en una panadería y fue abordado sorpresivamente por el agresor cuando bajaba del rodado.

La víctima, ante esta situación, intento resistirse y se subió al capot del auto. El imputado arrancó y manejó a gran velocidad con el damnificado encima por la avenida Garay hasta el cruce con Maza, donde el impactó contra un Peugeot 206.

Producto del choque, el dueño del taxi salió despedido. También se produjo un foco ígneo que fue combatido por los Bomberos de la Ciudad.

Luego del choque el ladrón quiso darse a la fuga a pie e incluso intentó robar una moto pero al no poder encenderla la dejó tirada en el asfalto.

Finalmente fue reducido a pocos metros por efectivos de la Comisaría Vecinal 5B en Tarija al 4200. Producto del impacto, el taxista sufrió una fractura expuesta y el conductor del Peugeot 206 politraumatismos varios con contusión en la cabeza. Ambos fueron trasladados al Hospital Penna.

En este sentido, si bien el taxista ingresó estable, falleció con el correr de las horas por un paro cardiorespiratorio.

Intervino en el hecho el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional número 7, a cargo del Dr. Peralta, quien ante la Secretaría número 121 de la Dra. Damiano, dispuso la detención del involucrado por “tentativa de robo y lesiones” y luego, tras conocerse el fallecimiento del taxista, cambió la caratula a “homicidio”.

Cuando el personal policial introdujo los datos del detenido en el sistema el mismo arrojo que el día 8 de diciembre pasado había sido detenido en la intersección de calles Chacabuco y Alsina empujando una moto Honda Xr 250. El detenido al ser demorado por el personal policial admitió carecer de los documentos del rodado y a los minutos se hizo presente un joven de 25 años señalando que la moto era de su propiedad y que fue sustraída en Perú e Hipólito Yrigoyen donde se encontraba estacionada.

En ese caso intervino el Juzgado Criminal y Correccional Nro. 5 a cargo del Dr. Campos, quien ordenó la detención y al otro día dispuso la liberación desde la Comisaría Vecinal 1D.