Hamilton se llevó la primer pole de la temporada

16032019073847

El inglés sumó su ‘pole position’ número 83, la sexta consecutiva en el Gran Premio de Australia.

Nada nuevo bajo el sol de Australia. Ni pretemporada, ni ritmos de carrera superiores, ni más velocidad a una vuelta. Mercedes está un paso por encima del resto y muestran la cara real de su monoplaza. Doblete, ‘pole’ para Hamilton y cara de póker para un Vettel que esperaba más de su Cavalino Rampante. Nos dicen que es una continuación del Mundial pasado y nadie duda de ello.

Arrancó la temporada y lo hacía con una Q1 que demostró que la zona media de la tabla es la más igualada de los últimos tiempos. Un error, un monoplaza que te estorba, la pista en continúa mejora… factores que influyeron y mucho en la primera ronda eliminatoria del año. Mercedes salió dominando con el Ferrari de Vettel pisando los talones de las dos estrellas plateadas. Sufrió más Leclerc para seguir el ritmo de su compañero y hasta el último minuto de la sesión no certificó su plaza en la Q2. Eso sí, lo hizo apuntándose la vuelta rápida.

Y es que el último minuto de la Q1 fue una auténtica locura. Salieron todos los pilotos a pista menos Vettel, Hamilton y Bottas. La distancia entre la vuelta rápida y la decimoquinta plaza, que por aquel momento ocupaba Sainz, era de tan solo un segundo. Nadie estaba a salvo. Sainz encontró tráfico, mucha gente dando su vuelta de calentamiento y el pinchazo de Kubica perjudicaron a Carlos.

Se colocaba duodécimo, pero todos los pilotos que tenía detrás venían mejorando. El de Mclaren cayó hasta la decimoctava posición, solo por delante de los dos Williams. Dolió porque Norris, su compañero de equipo, sí pasaba a la Q2 cuando el madrileño había sido muy superior hasta la clasificación. No solo el Mclaren daba la sorpresa negativa. También el Red Bull de Gasly se quedaba fuera. 1.067 segundos entre Leclerc y Sainz. Solo.

Mercedes y Ferrari empezaron el primer intercambio de golpes ya en la Q2 donde Bottas presentó su candidatura con las otras tres espadas mayores. También Verstappen, que se intercaló entre las cuatro primeras posiciones para mandar un aviso. Tal como ocurrió en la primera tanda, el último minuto de sesión fue un show. Los dos Renault se quedaron fuera, Pérez metió su Racing Point entre los diez mejores y por encima del resto, Lando Norris metía el Mclaren en la Q3. En perspectiva, los de Woking no van tan mal como indica la posición de Sainz.

Pero al final, la vida sigue igual. Y ya van unos cuantos años. Que si van de tapados, que si Ferrari en pretemporada ha sido superior, los de Maranello le competirán de tú a tú a los Mercedes… Doblete de Mercedes y las críticas silenciadas. Hamilton voló para birlarle la ‘pole’ a Bottas que fue segundo. Vettel tercero y Leclerc quinto, superado por un gran Verstappen. Mañana será otro día y el ritmo de Ferrari en carrera asusta, pero el primer golpe lo da Mercedes.