Gobierno seguirá negociado con San Luis para lograr su adhesión al pacto fiscal.

El secretario de Interior, Sebastián García de Luca, resaltó que se hará todo lo posible para que se sume como el resto de los gobernadores. Sin embargo, enfatizó que si eso no se logra "no implica que no se pueda cerrar un acuerdo con el resto".
58c1a5982b77d

El secretario de Interior, Sebastián García de Luca, afirmó hoy que el seguirán “negociando con San Luis” para lograr su adhesión al pacto fiscal pero enfatizó que si esta provincia decide no sumarse “eso no implica que no se pueda cerrar un acuerdo con el resto”.

Para el funcionario, las gobernadores de las distintas provincias “han mostrado madurez” al aceptar desistir de los juicios contra Nación para avanzar en un acuerdo nacional. “Limpiamos la cancha y que se compense lo que vienen reclamando las provincias, y de esta forma se eliminan los juicios cruzados para empezar de cero”, destacó, y remarcó que con este acuerdo “las provincias se comprometen a reducir el gasto en términos reales”.

En este sentido, sostuvo que “el margen de no cumplir con esto” que se acordó esta semana a través del pacto fiscal “es muy acotado” porque “el seguimiento es muy fácil de hacer”. En declaraciones a radio Belgrano, también aseveró que el Gobierno mantiene reuniones con el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, para evaluar “alternativas” y de esta forma pagarle a la provincia “lo que reclama del pasado”.

“Ante la misma situación de Santa Fe, San Luis decidió seguir con los juicios”, cuestionó el secretario del Interior, quien reprochó que el mandatario Alberto Rodríguez Saá “no vino a ninguna reunión” en la que se discutió esta reforma. Frente a esto, indicó que desde el Gobierno “seguiremos negociando” con este distrito, aunque enfatizó que “si no está una provincia no implica que no se pueda cerrar un acuerdo”.

El funcionario criticó que hay que “terminar con la lógica de la política argentina de que el gasto es mayor que los ingresos”, al tiempo que cuestionó que “la cantidad de impuestos que hay en la Argentina no existe en el mundo”. “La idea de este acuerdo es marcar un camino, un sendero de previsibilidad”, resaltó.