Frigerio afirmó que 2018 fue “un año difícil” pero acercó al país al diálogo.

El ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda habló de la necesidad de continuar en 2019 por el camino del consenso "que ya demostró que la obra pública no es más sinónimo de corrupción".
frigerio

El ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, afirmó mediante un spot que difundió vía Facebook que el 2018 fue “un año intenso, difícil para los argentinos”, pero que eso acerca a la Argentina al país “del diálogo, del consenso, del trabajo en equipo con las provincias y los municipios”.

En su mensaje de fin de año, el funcionario habló de la necesidad de continuar en 2019 por este camino “que ya demostró que la obra pública no es más sinónimo de corrupción”.

Además, agregó Frigerio, un año que demostró “que empezar y terminar las obras es posible; el que reemplazó el barro por el pavimento; el que está llevando agua potable y cloacas a las familias que más lo necesitan; el que permitió que muchos argentinos puedan decir después de mucho esfuerzo ‘esta es mi casa'”.

En el spot, que muestra diversas obras públicas realizadas en distintos puntos del país, Frigerio señaló la necesidad de “continuar este camino para hacer de Argentina un mejor lugar donde vivir”.

Se ha alcanzado “un país federal en serio. Porque esa es la única manera de que todos los argentinos tengamos realmente las mismas oportunidades”, aseguró Frigerio.