Francisco pidió a Europa que deje desembarcar a 49 inmigrantes.

Se trata de un grupo de 32 personas rescatadas en el mar frente a las costas de Libia, y otro grupo de 17 migrantes que permanece bloqueado en el mar desde hace seis días.
cq5dam.thumbnail.cropped.750.422

El papa Francisco pidió a los “líderes europeos” que algún país permita el desembarco en sus puertos de los 49 inmigrantes que hace varios días deambulan por el Mediterráneo en dos barcos de rescate.

“Hace varios días 49 personas salvadas en el Mar Mediterráneo están a bordo de dos barcos de ONG, en búsqueda de un puerto seguro donde desembarcar”, recordó el pontífice este domingo durante el rezo del Ángelus dominical.

Se trata de un grupo de 32 personas rescatadas en el mar frente a las costas de Libia el 22 de diciembre pasado, a las que el 2 de enero se les permitió refugiarse de una tormenta en las aguas territoriales de Malta pero no desembarcar en el país, y otro grupo de 17 migrantes que permanece bloqueado en el mar desde hace seis días.

“Hago un llamado a los líderes europeos para que demuestren solidaridad concreta en favor de estas personas”, reclamó en esa dirección el papa argentino.

Hasta ahora ningún gobierno europeo habilitó a los inmigrantes a desembarcar en sus puertos, más allá de una declaración del vice premier italiano Luigi Di Maio sobre una posible acogida, solo a las mujeres y niños del Sea Watch, que aún no se materializó.

Algunas ciudades italianas, como Nápoles y Palermo, se han mostrado a favor de permitir el desembarco de los rescatados, aunque una reciente ley antiinmigrantes votada por el Parlamento nacional dificulta ese tipo de operaciones si no obtienen el aval del gobierno de Roma.