Francia – Croacia: Final de finales

descarga

De genios y maestros. Así será  la copa este domingo en el que el mundo mirará a Moscú, a la colina Lenin, donde se levanta el espectacular estadio Luzhniki, una joya arquitectónica dedicada al líder de la revolución bolchevique y símbolo del deporte soviético. Escenario imponente en el queFrancia y Croacia disputarán una final inédita en la historia de los mundiales. El descaro de Griezmann y Mbappé contra el puro fútbol de Modric y Rakitic.

Francia busca bordar su segunda estrella 20 años después de colocar la primera. Croacia, terminar con final feliz una de las historias más conmovedoras de la historia del deporte. El país de los 4 millones de habitantes, jugadores que en su mayoría fueron niños refugiados de la guerra, empezando por Luka Modric, al que el mundo quiere ver con la Copa esta tarde. Y con el Balón de Oro. Le duele a Francia, pero lo percibieron ayer Deschamps y Llorisen la rueda de prensa previa al partido: el mundo entero va con el pequeño. Así ha sido toda la vida.

Deschamps y Dalic saldrán con todo, con lo mejor que tienen. En Francia era lo esperado. Su rendimiento en este campeonato ha sido espectacular, funcionando el equipo galo con un reloj desde el primer minuto del campeonato. Los croatas también pondrán su once tipo, aunque es probable que muchos de sus jugadores salten directamente de la camilla al campo.

El desgaste físico del equipo balcánico ha sido tremendo tras las tres prórrogas que se ha jugado en octavos, cuartos y semifinales. Un hándicap quizás demasiado importante ante el equipo más físico del torneo, representado porKanté y Pogba, pero con músculo en todas las partes del campo. Varane y Umtiti se han mostrado infranqueables en el centro de la defensa y arriba, Mbappé y Griezmann son dos cohetes cuando echan a correr. A Deschamps le molestó ayer, pero el mundo les ve, además de como el enemigo, como claros favoritos.

El sueño Croata

Francia comparece como favorita, pero que alguien se atreva a decir a la selección de Croacia que no va a ganar el Mundial. Si algo han demostrado los futbolistas croatas en esta cita de Rusia es una fe inquebrantable, siempre con Modric y Rakitic a los mandos, los futbolistas que han sujetado la bandera del fútbol en un campeonato en el que han dominado los goles a balón parado. Así liquidó Francia a Uruguay y Bélgica para meterse en la final. Con oficio, pero sin emoción, que es lo que garantiza esta Croacia, país especialista en levantarse ante cualquier adversidad.