Francia advirtió que suspenderá a trabajadores de la salud que no estén vacunados

02072021070555

La decisión fue tomada por las autoridades luego de observar que un 12% de empleados todavía no se habían vacunado una semana antes de que venza el plazo para inocularse, el 15 de septiembre. Los sindicatos alertaron por «problemas y caos» en el sistema, derivados de una «orden autoritaria».

La vacunación contra la Covid-19 será obligatoria para el personal médico y de cuidados en Francia a partir del martes, una medida que afecta a 2,7 millones de personas y que enfrenta resistencias en una minoría.

Los trabajadores de hospitales, de residencias de ancianos y auxiliares, entre otros, podrán ser suspendidos de empleo y sueldo, si no recibieron al menos una dosis.

Esta «orden autoritaria generará tensiones y caos», afirmó en la fecha la responsable de Salud del sindicato CGT, Mireille Stivala, durante una manifestación de pocos centenares de personas ante el ministerio del ramo, informó la agencia de noticias AFP.

El presidente francés, el liberal Emmanuel Macron, fijó el plazo del 15 de septiembre hace dos meses y, según las autoridades, un 12% de empleados de hospitales y geriátricos todavía no se habían vacunado hace una semana.

Los sindicatos alertan de eventuales problemas si no se les deja ejercer.

«No podemos permitirnos perder más sanitarios», subrayó Stivala, que advirtió sobre eventuales «cierres de camas» y una peor atención.

La firmeza del Ejecutivo francés, cuyo ministro de Salud, Olivier Véran, anunció «controles sistemáticos», motivó que algunos de los trabajadores afectados todavía sin inmunizar dieran el paso.

Cornellia, de 47 años y enfermera en la unidad de psiquiatría en un hospital de París, se vacunó a la vuelta de las vacaciones, «bajo coacción».

«No podemos quedarnos sin salario», indicó.

Nathalie Della Giustina, una psicóloga de 47 años que trabaja en el este de Francia, rechaza en cambio «jugar a la ruleta rusa» con su salud.

«Hoy elegí mi salud, pese a que también me gusta mi trabajo», agregó.

La mujer explicó que su jefe ya le dijo que no podrá trabajar a partir de mañana y que primero podrá tomarse los días de vacaciones que le quedan.

«Pero me dijo que en dos meses llegará el despido», explicó.

Un creciente número de países como Grecia, Italia, Hungría, Australia, Canadá y Gambia, entre otros, impone la vacunación contra la Covid-19 en determinados sectores como la salud, el turismo o la administración.

Más de 115.600 personas murieron en Francia a causa del coronavirus, según las autoridades sanitarias.

Casi un 70% de la población completó su pauta de inmunización, es decir unos 46,7 millones de personas.