El Gobierno busca prorrogar el impuesto al cheque hasta diciembre de 2019.

Envío un proyecto al Congreso en este sentido con una modificación: el 70% de este gravamen se destinará a la Anses y no al Tesoro Nacional.
2521144h765

El gobierno nacional envió este viernes a la Cámara de Diputados el proyecto que prorroga el Impuesto sobre los Créditos y Débitos en Cuentas Bancarias, conocido como impuesto al cheque, hasta diciembre de 2019, cuando finalizará la actual gestión del presidente Mauricio Macri.

En la propuesta también se establece una modificación, ya que se propone que el 70% de este gravamen se destinará a la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), y “no deberá ser considerado a los fines del cálculo de la movilidad”, es decir, no influirá en el cálculo semestral de la recomposición de los haberes jubilatorios.

Hasta el momento ese porcentaje era enviado al Tesoro Nacional y lo administraba el Poder Ejecutivo, “a fin de contribuir a consolidar la sustentabilidad del programa fiscal y económico”. El 30% restante se reparte entre la Nación y las Provincias.

“Al respecto, se hace necesario sustituir esta previsión a los fines de establecer que el aludido porcentaje se destinará a la Anses, organismo descentralizado que actúa en el ámbito de la Secretaría de Seguridad Social del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, con el objeto de dotar a ese organismo de mayores recursos “, fundamentaron la modificación desde el Ejecutivo.

El impuesto al cheque, que rige desde abril de 2001, afecta a los contribuyentes -personas físicas- y a las empresas, de acuerdo a cómo encuadran frente al tributo. Según la última recaudación de agosto de 2017, el gravamen representó $ 14.738 millones, es decir, el 6,6% del total.