El dólar cayó cuatro centavos a $ 20,47 luego de que el BCRA decidiera mantener la tasa.

Esto se da un día después de que el Banco Central dejara sin cambios la tasa de política monetaria en 27,25%, al reconocer que la inflación núcleo seguirá en niveles "elevados" durante abril.
dolares

Sin la intervención del Banco Central, el billete minorista cortó una racha de cuatro jornadas sin cambios y se acomodó a la baja que había registrado el martes la divisa mayorista.

De hecho, la cotización para grandes jugadores del mercado mostró un leve repunte este miércoles al ascender apenas un centavo a $ 20,17, en otra rueda con moderado monto de negocios (apenas u$s 547,9 millones).

Los precios se movieron otra vez con poco margen de volatilidad y reducida amplitud entre máximos y mínimos operados en un escenario de calma y sin presiones sobre el tipo de cambio.

La oferta de divisas estuvo más activa en el comienzo de la jornada, provocando en el primer tramo del día la baja más importante de la fecha que llevó los precios a mínimos en los $ 20,14, dos centavos debajo del final previo, describieron en la plaza.

Aunque la paridad de fuerzas en el mercado llevó los valores a estabilizarse durante gran parte de la sesión en un rango comprendido entre los $ 20,15/20,165, sin definir con claridad una tendencia para el resto de la jornada.

Al promediar la segunda mitad de la sesión, las órdenes de compra se acentuaron y generaron un reacomodamiento del tipo de cambio que tocó máximos en los $ 20,173 en la última hora de operaciones. Sobre el final la oferta corrigió la suba precedente y recortó parte del movimiento previo acomodando los valores en un nivel casi idéntico al registrado en el cierre del martes.

La rueda de media semana volvió a reflejar un panorama local de calma y tranquilidad en el mercado cambiario que estuvo ajeno al relativo nerviosismo internacional.

“El techo de $ 20,20 sigue estando por ahora definido con cierta certeza y el tipo de cambio exhibe el mismo registro de fines de marzo, un dato que refleja que por el momento se alcanzó el objetivo oficial de anclar los precios del dólar para utilizarlo como una herramienta más para sofrenar el alza de la inflación doméstica”, comentó el analista Gustavo Quintana.

Así, lo que se espera es un mercado de cambios más tranquilo para los próximos meses a partir del flujo de divisas del exterior (emisiones de deuda, más liquidaciones del agro) y de una política monetaria de tasas reales positivas en pesos.

El mismo BCRA dijo ayer en su comunicado de política monetaria que “el nivel relativamente elevado del tipo de cambio real y la propia acción del BCRA (intervenciones en el MULC) llevan a no prever, en los próximos meses, depreciaciones significativas del peso”.

“La confirmación del BCRA que va a mantener una activa intervención en el MULC hasta que las expectativas de inflación retornen el sendero que considera razonable da un incentivo adicional para las colocaciones en pesos de corto plazo”, sostuvo un informe de Neix.

En la plaza paralela, en tanto, el blue subió nueve centavos a $ 20,70, según el relevamiento de este medio en cuevas del microcentro porteño. El “contado con liqui” cedió ayer diez centavos a $ 20,20.

Por último, las reservas del Banco Central aumentaron el martes u$s 96 millones a u$s 61.764 millones.