El decano triunfo en Torneo Federal de Básquetbol y sueña con volver a la cima

SIETE

En un partido tan parejo como complejo y emotivo, en el cual corrió mucho tiempo de atrás, y metiendo un triplazo sobre la chicharra final, Sarmiento venció 95 a 92 a su homónimo formoseño (Domingo Sarmiento), triunfo que le permitió regresar a la cima de la tabla de posiciones de la zona NEA del Torneo Federal de Básquetbol. El próximo viernes, otra vez en el microestadio “Raúl Alejo Gronda”, el Aurirrojo será anfitrión del otro líder del grupo, San Martín de Curuzú Cuatiá, en otro juego que se pronostica para alquilar balcones.

El alero visitante Alejandro Spalla con 38 puntos fue el goleador del partido jugado ante un buen marco de público, mientras que en el local, se destacó Facundo Brizuela, con 20 puntos y 12 rebotes. Pero además, el Decano contó con la actuación destacada de Damián Pineda y Fortunato Rolfi (ambos con 19 puntos) y el “héroe” de la noche Martín Cequeira quien además de meter 18 puntos (entre esos el agónico y celebradísimo triple final), tomó 7 rebotes y dio 11 asistencias.

LO CORRIÓ DE ATRÁS

De movida se mostró complicado el partido para el Decano, es que el Sarmiento formoseño se mostró muy agresivo en ataque ante una defensa permeable para un enchufado Spalla, quien junto a sus compañeros rápidamente tomaron la delantera en el score (19-9), aprovechando además la poca efectividad desde el perímetro del local (1 de 6, hasta ahí). El desarrollo obligó a Rovner pedir un tiempo muerto, y al regresar, el buen ingreso de Matías Acosta (marca y  juego sumados a un doble y un triple) permitió achicar diferencias, para que el marcador se quedé 19 a 16 para el taninero formoseño, al final el cuarto inicial.

En el segundo episodio, Spalla siguió efectivo en ataque, aunque el ingreso de Fortunato Rolfi desde la banca, le dio otro panorama al Decano. El juvenil (con 10 puntos en este cuarto), encabezó las ofensiva locales, pero la visita sumó con dos triples casi seguidos de Osella para escaparse de nuevo (34 a 26). El Sarmiento chaqueño mejoró en la mitad del periodo con el goleo de Pineda y sobre todo, poniendo la bola en la zona pintada para Brizuela, buscando anotaciones en bandejas y tiros cortos, receta que le sirvió para descontar y ponerse 32-35. Sobre el cierre, una ráfaga de puntos de Rolfi encaminó por completo la remontada del local, que llegó al medio-tiempo ganando 41 a 39.

Tras el descanso largo el Decano mostró una gran defensa, incomodando tiros a la visita, Rolfi y Brizuela seguían haciendo de las suyas en ataque estirando a siete la diferencia (50-43). Parecían sólidos los de Villa Alta, pero en parte por desconcentraciones propias y además por méritos del rival, el local entró en un bache muy bien aprovechado por la visita, quien de la mano de Osella (10 puntos en el cuarto) y Spalla, metió un parcial de ¡14-0! para pasar arriba 57 a 50. El Decano ensayó una remontada con triples de Cequeira y Rolfi (60-64), pero Spalla siguió filtrando la defensa local, y sus 14 puntos en el cuarto (para llegar a 30 a esta altura) le dieron otra nueva ventaja a la visita que llegó a los últimos diez minutos ganando 72 a 63.

El último capítulo comenzó con un triple de Cequeira (2 hasta el momento) que puso de pie al buen marco de público presente. Si bien el taninero siguió anotando, el regreso del “perro” Acosta y de Coronel le impidió a la visita anotar tan fácil, pero además, este último inició la remontada final anotando puntos en la zona pintada. Con menos de dos minutos por jugarse, el partido estaba igualado en 85, y los tiros libres tomaron protagonismo. Los formoseños estaban arriba por uno, hasta que Spalla se comió el amague de Pineda que con un triplazo puso arriba al local (92 a 90) cuando restaban 40 segundos. En la siguiente, Acosta robó un balón en defensa que no fue aprovechado en ataque, y en la contra, Spalla recibió una dudosa falta (que debió ser conformada con el vídeotape). Al goleador poco le importó e igualó el tanteador en 92, cuando restaban 18 segundos por jugarse. Sarmiento la jugó desde el fondo (tras dos tiempos muertos de la banca). La visita marcó muy bien, pero, como en casi toda la noche, Brizuela recibió la americana de espaldas al aro aunque a un par de metros del mismo, y cuando parecía que se quedaba sin pase, metió una asistencia larga para Cequeira, quien “desde la casa” y con la chicharra acechando, conectó su cuarto triple de la noche, que decretó el 95 a 92 final, y con ello el enorme y largo festejo de todo el pueblo decano.