Dos periodistas paraguayos serían expulsados de Rusia por enseñar groserías en guaraní

22062018185056

Comunicadores paraguayos acreditados en el Mundial de Fútbol Rusia 2018 se unen a los latinoamericanos que demostraron una actitud reprochable y machista al hacer repetir palabras obscenas a extranjeros y residentes de la sede de la copa del Mundo.

Un video que se hizo viral en que el conocido comediante y conductor paraguayo Pitu Willis, acreditado por un medio de la prensa televisiva para hacer notas en Rusia, en el marco de la Copa del Mundo, muestra a una mujer asiática repitiendo palabras en guaraní, específicamente términos machistas y soeces utilizados generalmente para ofender a una mujer.

La grabación fue compartida por el propio protagonista en su red social y a partir de allí se viralizó generando gran polémica. Hubo quienes lo tomaron como algo chistoso, pero la mayoría lanzó duras críticas.

Otro comunicador del mismo medio, César Trinidad, hizo lo propio con un hombre, pero en este caso, la grabación fue transmitida por el canal de aire en que trabaja. Las imágenes también se hicieron virales.

Esta iniciativa no sólo la tuvieron los paraguayos, sino otros latinoamericanos como ser argentinos y colombianos que hicieron lo propio principalmente con mujeres residentes en el país sede del mundial de fútbol.

El hecho causó la reacción de instituciones estatales como la Secretaría de Políticas Lingüísticas, que en un comunicado lamentó lo ocurrido. “(…) referidos a la utilización de expresiones obscenas y denigrantes en idioma guaraní por parte de un comunicador compatriota acreditado en dicho evento, con personas extranjeras aprovechándose de las diferencias idiomáticas, expresa su repudio ante tan lamentable hecho”, expresa.

También la Embajada del Paraguay en Rusia reprochó el inapropiado comportamiento de estos dos compatriotas. “Transgrediendo elementales reglas de urbanidad con su actitud soez e incivil ofenden la sensibilidad de todo un pueblo”. Este mensaje fue retuiteado por el ministro de Comunicación, Fabrizio Caligaris.