Defensa y Justicia sometió a Lanús y gritó campeón

24012021091941

Dominando el encuentro de principio a fin, Defensa y Justicia se consagró campeón de la Copa Conmebol Sudamericana tras derrotar a Lanús 3-0 en Córdoba.

Defensa y Justicia derrotó 3-0 a Lanús en el estadio Mario Alberto Kempes en la final de la Copa Sudamericana y se coronó campeón del certamen y a la vez festejó por primera vez un título internacional. Los goles los marcaron Adonis Frías, Braian Romero y Washington Camacho.

Con este resultado, el equipo de Florencio Varela se clasificó a la fase de grupos de la Copa Libertadores 2021 y permitió que San Lorenzo accediera la instancia previa. En tanto, Defensa y Justicia jugará la Recopa Sudamericana y la Suruga Bank.

Segundos después de la cuenta regresiva que sonó el estadio antes del pitazo inicial, Defensa y Justicia sacó a relucir su protagonismo tras una buena combinación de pases sobre la izquierda que terminó en un remate de Rafael Delgado desde afuera del área antes de cumplirse el primer minuto de juego.

El equipo de Hernán Crespo manejaba los tiempos y la posesión de la pelota, pero no lograba quebrar al el bloque defensivo de Lanús, que esperaba replegado y soñaba con generar alguna contra. El único defecto que mostraba el conjunto de Varela estaba en el fondo, donde solía demostrar serias dudas a la hora de resolver las aproximaciones del rival.

A los 7 minutos Enzo Fernández asistió a Braian Romero con un pase filtrado entre la última línea del equipo rival, pero el goleador desperdició la chance al rematar apenas desviado ante la salida del arquero Lautaro Morales.

El grito sagrado para el Halcón llegó a los 34 minutos y no podía ser de otra manera que con una notable jugada colectiva sobre el sector izquierdo del ataque: Francisco Pizzini habilitó a Romero con un excelso pase de taco para que este lanzara un centro rasante que terminó en un remate determinante del marcador central Adonis Frías.

El segundo tiempo, los de Luis Zubeldía lo comenzaron con otra actitud, presionando al rival desde la salida y ejerciéndo marca personal sobre Fernández, el juvenil proveniente de River que manejaba los hilos de Defensa y Justicia.

Sin embargo, el Granate nunca logró doblegar a Defensa, que mantuvo la misma fisonomía que lo había llevado a dominar los primeros 45 minutos.

El delirio para los de Florencio Varela se vivió a los 18 minutos luego de un gol de su «príncipe del área», Braian Romero, quien llegó a los 10 goles en la Copa Sudamericana luego de aprovechar un error de Alexis Pérez, que quiso entregarle la pelota a su arquero y terminó habilitando al rival para que este resolviera por encima de Morales.

La ambición y el compromiso del Halcón permitió que a los 90 minutos Washington Camacho liquide el partido definiendo con el arco a su disposición, tras un centro de Delgado. Ahí se desató el festejó del nuevo campeón, que en su primera final internacional se coronó. Mérito para una institución que logró el ascenso a Primera recién en 2014.