Crisis del neumático: las tres plantas en Argentina están paralizadas

Tire rubber products , Group of new tires for sale at a tire store.

El largo conflicto entre el Sindicato Único de Trabajadores del Neumático de la Argentina (Sutna) y las empresas fabricantes de neumático no muestra signos de resolverse.

Las tres plantas de fabricación de neumáticos de la Argentina, de las empresas Fate, en San Fernando, Pirelli, en Merlo, y Bridgestone, en Llavallol, están paralizadas por el cerco, acampe y el paro por tiempo indefinido que el viernes inició el Sindicato.

Bridgestone anunció además que cerró “temporalmente” todas sus operaciones en la Argentina debido al prolongado conflicto sindical.

En tanto Fate, en una carta documento firmada por su apoderado, Diego Damián Regini, Fate intimó al Sutna a que “más allá de la responsabilidad que le cabe a la entidad sindical por los daños y perjuicios que tales e ilegales acciones provoquen a la empresa, y de las demás medidas que pudieran corresponder en el marco de los respectivos contratos individuales de trabajo del personal”, le informe con al menos 24 horas de antelación cuándo levantará el paro por tiempo indefinido que inició el viernes 23, de modo de poder “cumplir con exigencias vinculadas con la seguridad del personal e indemnidad de equipos y maquinarias, la convocatoria del personal e integración de los diferentes equipos de trabajo en los respectivos diagramas de turno, el aseguramiento de la provisión de insumos y materia prima y demás acciones necesarias para la reanudación de la actividad productiva”.

Fate dejó en claro que mientras el sindicato no suministre esa información “la empresa deberá asumir que se mantiene la situación de paro por tiempo indefinido”.

En un comunicado que se conoció el sábado, Bridgestone había comunicado que “como resultado del conflicto en curso el 23 de septiembre Bridgestone ha decidido cerrar temporalmente todas las operaciones en la Argentina para proteger a cada persona que integra nuestro equipo y garantizar la integridad de nuestra propiedad”, dice un comunicado de la empresa.

El texto difundido por la multinacional de origen japonés comienza diciendo que “como es de público conocimiento, Bridgestone continúa enfrentando prolongadas negociaciones sindicales con el Sutna en el marco de la Revisión 2021/2022″ y prosigue señalando que en defensa del “bienestar y la seguridad de los colaboradores, contratistas y visitantes” y “como resultado del conflicto en curso (…) se ve obligada a cerrar temporalmente todas las operaciones productivas en nuestra Planta de Llavallol para evitar riesgos de salud y seguridad para nuestros colaboradores de equipo y nuestra operación”.

“En este momento, nos encontramos ante la falta de abastecimiento general, incluyendo materias primas y productos alimenticios para nuestros colaboradores, lo que nos impide poder continuar con la operación. De acuerdo a lo comunicado oportunamente por este medio deberemos suspender temporariamente nuestros operaciones productivas sin devengamiento de salarios en los términos del artículo 22 del Convenio 636/11″, dice la empresa, puntualizando de ese modo que la salvaje acción sindical, lejos de mejorar el ingreso de los trabajadores, lo perjudica.

“Seguimos trabajando con el objetivo de buscar un acuerdo sostenible y beneficioso para todos”, cierra el comunicado, con la firma del “Equipo de Bridgestone Argentina” y la ratificación de un lema corporativo: “Orgullo de Pertenecer”.

Por su parte, Pirelli señaló en su propio comunicado: “Nuevamente el Sutna mantiene bloqueada la planta desde hace varios días, alterando el flujo normal de la fábrica. La naturaleza de esta metodología, además de ser ilegal, es profundamente autoritaria y antidemocrática, ya que viola derechos fundamentales como la libertad de circulación y de trabajo que están consagrados por nuestra Constitución. Además, este tipo de actitudes, en lugar de ayudar a resolver la discusión salarial, genera más situaciones de tensión donde los trabajadores no se benefician en ningún sentido”.

El comunicado de la multinacional de origen italiano continúa señalando que la empresa advirtió al sindicato que el bloqueo “provocará la paralización total de la planta, y las consecuencias lamentables que ello conlleva para las personas que trabajan en Pirelli”. Sin embargo, prosigue, “pese a nuestros esfuerzos por resolver la situación a través del diálogo, nos hemos encontrado con un sindicato cegado e intransigente”.

El texto divulgado por Pirelli explica que “a partir del momento en que se paralice la producción de neumáticos, la fabrica paralizará totalmente las actividades productivas” y que “mientras persista el bloqueo no se genera derecho a percibir remuneración”. Adicionalmente, concluyó, “en caso que la fábrica llegase a paralizar sus actividades por falta de insumos, quedarán suspendidos los servicios de transporte y comedor”.