Crimen de Fernando: la fiscal pidió que los ocho rugbiers detenidos sean imputados como autores materiales del asesinato

También solicitó que que Alejo Milanesi (20) y Juan Pedro Guarino (19) sigan imputados como partícipes necesarios.
menu_20200217204706

La fiscal Verónica Zamboni, a cargo de la investigación por el crimen de Fernando Báez Sosa (18) en Villa Gesell, pidió este lunes que los ocho rugbiers detenidos sean considerados «coautores» del hecho ocurrido el 18 de enero en la puerta del boliche Le Brique.

Hasta el momento, esa calificación solamente se ceñía a Máximo Thomsen (20) y Ciro Pertossi (19).

De este modo, los ocho acusados como co-autores del crimen serían Máximo Thomsen, Ciro Pertossi, Enzo Comelli, Matías Benicelli, Blas Cinalli, Ayrton Viollaz, Lucas Pertossi y Luciano Pertossi. La calificación que les cae es “homicidio doblemente agravado por su comisión de alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas» cuya pena es la prisión perpetua.

En su pedido para incluir a todos los detenidos como autores materiales del asesinato, Zamboni hace un breve repaso de los ocurrido esa noche: “Se abalanzaron sobre Fernando Báez Sosa aprovechando que se encontraba de espaldas e indefenso y actuando sobre seguro en virtud de la superioridad numérica y física existente. Comenzaron a propinarle golpes de puño en su rostro y cuerpo, lo cual provocó que la víctima cayera primero arrodillada y luego al piso inconsciente”.

También ratifica que el ataque fue “con el fin de darle muerte y cumplir lo pactado” y que por eso le pegaron “varias patadas en el sueño en su rostro y cabeza, causándole lesiones corporales internas y externas, que le provocaron su deceso de forma casi inmediata, al causarle un paro cardíaco producido por shock neurogénico debido a traumatismo grave de cráneo”.

La decisión de Zamboni se conoció el mismo día en que el abogado defensor de los imputados, Hugo Tomei, recusó a la fiscal.

el-pedido-de-la-fiscal___mMW9UozO_720x0__1 (1).jpg1

el pedido de la fiscal Verónica Zamboni por el crimen en Villa Gesell.

Tomei había denunciado a Zamboni por «privación ilegítima de la libertad, falsedad de instrumento público e incumplimiento de los deberes de funcionario público».

A su entender, no se cumplió correctamente con las formas que establecen los artículos 308 al 315 del Código Procesal Penal de la provincia de Buenos Aires.