Con un final cerrado, Tucumán elige gobernador.

0036706465

Con importantes demoras, fiscales que no llegaron a tiempo, y colas de votantes en escuelas que tardaron varios minutos en abrir las mesas, se desarrollan los comicios para elegir gobernador y legisladores provinciales en Tucumán, en una mañana soleada, donde las escuelas recibirán a 1.226.117 personas que está habilitados para votar.

En las primeras dos horas, el encargado de custodiar las urnas fue Gendarmería, ya que los efectivos policiales de la provincia votaron de 8 a 10 en sus respectivas mesas, y luego a las 10 comenzaron a prestar servicio en el lugar donde fueron designados.

Nueve candidatos compiten para la gobernación de Tucumán, en la cual el gobernador Juan Manzur buscará la reelección con el apoyo de la estructura del Partido Justicialista (PJ) que competirá con el nombre Frente Justicialista por Tucumán.

Los más de 1.225.000 tucumanos habilitados para sufragar también se elegirán legisladores provinciales, intendentes, jefes comunales y concejales con un sistema de acoples -colectoras- que configura una ingeniería electoral compleja con 18.296 candidatos para 347 cargos electivos en total, ya que son nueve los postulantes a gobernador en la provincia.

Según la Justicia Electoral, en la categoría de ediles habrá 14.256 candidatos para 184 bancas y en la de legisladores, 2.276 candidatos para 49 bancas.

Por el peronismo, además de Manzur se presenta el exmandatario José Alperovich (Hacemos Tucumán). Mientras que también emergen con posibilidades Ricardo Bussi (Fuerza Republicana) y la senadora nacional Silvia Elías de Pérez, quien representa a Cambiemos bajo el frente Vamos Tucumán.

Al emitir su voto, la senadora les pidió a los tucumanos que “ayuden a controlar” el proceso electoral que se desarrolla en la provincia y definió como “escandaloso y bochornoso” el accionar del gobierno provincial que “compró voluntades” para sumar votos.

Finalmente hubo una denuncia presentada ante la Junta Electoral Provincial (JEP) por la senadora que asegura que se encontraron boletas de su Frente Vamos Tucumán con el número de lista adulterado en todas las mesas de las escuelas de la ciudad de Concepción, al oeste de la provincia.

La denuncia dice que “se imprimieron los votos con el número incorrecto, ya que la lista de Vamos Tucumán le corresponde el 813 pero le cambiaron por 831, lo que invalida el voto”.

Por su parte, el ex gobernador Alperovich consideró que se tiene que “volver a la cultura del esfuerzo”. En declaraciones a la prensa, el actual senador nacional aseguró que quiere tener un cuarto mandato en el distrito para “gestionar y no echarle la culpa (al presidente Mauricio) a Macri”.

Regimen electoral
Luego de que se derogara la Ley de Lemas en 2004, se esperaba un mayor ordenamiento en la cantidad de partidos que se presentan a elecciones. En total, habrá 1.958 listas y más de 18.200 candidatos para ocupar los 347 cargos en juego, ya que también habrá renovaciones de intendentes, legisladores y concejales. Aunque hubo una merma respecto a aquellos años de proliferación de sublemas, se observa, por ejemplo, en la capital más de 50 acoples y otras localidades superan esa cifra.

Con las encuestas en la mano, en todos los niveles buscan asegurarse que los electores no se pierdan, y en otros casos relanzan sociedades de último momento. Taxistas, mozos, ciudadanos de a pie ya tienen su combo armado, ya sea para agilizar el trámite o tras haberlas recibido de manos de algún militante.

En San Miguel de Tucumán, capital provincial, se dará una particularidad, ya que el actual intendente de Cambiemos Germán Alfaro (exPJ) es quien mejor mide renovar el cargo, pero puede verse afectado por el arrastre hacia debajo de Elías de Pérez. Por eso, ya circulan en esta ciudad papeletas que mixturan a Alfaro con su exaliado Manzur. El jefe municipal necesitará de un extraordinario corte de boletas para mantenerse en el poder. Esta situación podría ser aprovechada por Mario Leito, presidente de Atlético Tucumán, quien se alejó de Alperovich para nutrir las columnas de Manzur. La de la capital será una de las disputas más calientes.

Los tres principales candidatos opositores se ven con chances, siempre partiendo desde atrás de Manzur, cuyo rostro domina la ciudad en un despliegue fenomenal de cartelería, acompañado de su vice Osvaldo Jaldo, con quien repite fórmula. Desde el entorno de Alperovich, saben que es difícil pelear contra el aparato del partido, pero se tienen confianza en que el senador regrese a la gobernación. “José no corre carreras que no puede ganar, lo que no significa que no pueda perder”, aseguran, dejando margen para el batacazo. Intendentes y la dirigencia territorial se mudó mayoritariamente de Alperovich hacia Manzur en el último tiempo. El gobernador domina el PJ provincial y ese peso apunta como determinante.

Además, los guiños a tiempo del gobernador al kirchnerismo y a la fórmula Fernández-Fernández permitieron que no haya intervención de la expresidente Cristina de Kirchner, ya que meses atrás se mostraba más cercana a Alperovich. Ahora, es neutral.

En Cambiemos saben que dependen del arrastre de abajo hacia arriba, desde Alfaro a Elías de Pérez, aunque no haya demasiados antecedentes que vayan en esa dirección. El de arriba es el que ordena, dicen en los otros espacios. Además, el voto antiPJ estará partido no sólo por Bussi (que viene creciendo con un discurso mano dura) sino también por Ariel García, otro postulante radical que no comulga con Cambiemos y que también se quedará con porotos decisivos.